Las autoridades peruanas decretaron el lunes una “alerta hidrológica” roja en Iquitos, capital del departamento de Loreto (noreste), debido a las indundaciones registradas en la zonas cercanas al río Amazonas, informó el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Debido a la crecida de las aguas, el Amazonas aumentó su nivel hasta llegar a los 117,02 metros sobre el nivel del mar, 2,24 metros más que el límite normal que es de 114,78 metros.

Las poblaciones ubicadas en Punchana, Belén, San Juan e Iquitos, ya sufren las afectaciones de las inundaciones y sus habitantes han dejado sus hogares en busca de refugio.

Hasta el momento no se han registrado víctimas, según las autoridades.

En esta temporada invernal, que afecta a diversas regiones peruanas, se han registrado numerosos casos de inundaciones, las cuales han provocado la muerte de 30 personas en todo el país, deslizamiento de tierras, lluvias torrenciales y afectaciones a más de 2.000 personas y mil hectáreas de cultivos.