Manuel Gutiérrez, director de la DGPSA, explicó que esa institución está facultada por la Ley para dar seguimiento a los productos agroquímicos que son importados por los productores para utilizarlos en los cultivos.

Indicó que el convenio permite realizar acciones complementarias entre las autoridades nicaragüenses y las empresas de nuestro país que tienen  que ver con la comercialización de los productos agroquímicos que no se producen en el país y son necesarios para los cultivos.

En ese sentido dijo que la DGPSA realiza acciones de fiscalización sobre el buen uso de los agroquímicos, que van acompañados de procesos de capacitación y ese esfuerzo se realiza en conjunto con ANIFODA.

Gutiérrez destacó el accionar del gobierno para proteger a los productores y la confianza que el sector privado tiene en el país y desarrollar juntos la agricultura.

Por su parte Oronte Lacayo, Presidente de ANIFODA, indicó que esa organización facilita el material, el entrenamiento de los técnicos y proporciona recursos al Ministerio de Agricultura para asegurar la logística de los procesos educativos y de capacitación.

Recordó que el último convenio suscrito entre ambas instituciones duró tres años y logró capacitar a más de 102 mil personas, incluyendo estudiantes, campesinos y productores.

Detalló que con el nuevo convenio que tiene una vigencia de dos años, se pretende llegar a por lo menos 70 mil personas, principalmente de los departamentos de Matagalpa y Jinotega, que aprendan a utilizar correctamente los agroquímicos.

Lacayo explicó que según el Minsa,  en el último año y medio, en Matagalpa y Jinotega se han identificado mayores problemas de intoxicaciones accidentales por el uso incorrecto de agroquímicos.

Por medio de la aplicación del convenio, indicó que se tendrá un impacto positivo en la protección de la salud humana al prevenir intoxicaciones y por otro lado  habrá un beneficio para el medio ambiente.