El brutal invierno se ha ido con todo contra Boston, quien vive un brutal invierno este lunes. El noreste de EEUU seguía bajo el efecto de una masa de frío ártico que ha congelado los termómetros, mientras un nuevo temporal de nieve amenaza a la capital del país, Washington, y a varios estados del sur.

Ciudades como Boston, en el estado de Massachusetts, han sufrido cuatro tormentas de nieve en apenas tres semanas. Boston está viviendo su mes de más nieve desde el año de 1872, según las predicciones de los meteorólogos.

"Ya es oficial, Boston ha alcanzado su mes con más nieve con 45.5 pulgadas totales", dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

De hecho, según el diario The Boston Globe, este febrero es ya el mes con más nieve en la ciudad de la historia, con casi metro y medio acumulado, y se ha batido el récord alcanzado en enero de 2005.

Los meteorólogos predicen que la tormenta de nieve persistirá hasta el lunes por la noche.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la nueva tormenta invernal puede dejar nieve, granizo y hielo en una docena de estados del este y el sur del país.

Los meteorólogos pronostican hasta 25 centímetros de nieve para el sur de Indiana y hasta 35 para algunas áreas de Kentucky.
Cape Cod y las islas frente a la costa de Massachusetts podría presentar vientos huracanados.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pasado el puente jugando al golf con amigos en Palm Springs (California) y adelantará su regreso a Washington para aterrizar en la capital a última hora de la tarde, antes de que la nieve haga acto de presencia, según la Casa Blanca.

Piden estar alertas

El gobernador de Massachusetts Charlie Baker ha declarado a los próximos siete días ‘Semana de San Valentín’, en un intento para ayudar a los restaurantes, tiendas de flores y otros pequeños negocios a que no registren pérdidas por la caída de nieve.

“El sistema llevará el frío a Arkansas, Tennessee y las Carolinas donde el hielo acumulado en los árboles y las líneas eléctricas podría generar apagones”, señaló Kevin Roth, meteorólogo en The Wheather Channel.

Roth advierte a los residentes del noreste que tengan cuidado porque los “caminos serán horribles por el hielo”.

En Nueva Inglaterra, una región que no ha tenido descanso durante las últimas semanas, se espera más nieve y peligrosos vientos.

En una conferencia de prensa el domingo, el alcalde de Boston, Marty Walsh, dijo que más de siete pies de nieve han caído sobre la ciudad desde mediados de enero.

"Esto es histórico, jamás habíamos tenido esta concentración de nieve”, aseguró Walsh.

De acuerdo con Associated Press, el alcalde está en lo correcto, tan sólo en febrero, sobre Boston han caído 58 pulgadas de nieve, lo que hace de éste el mes con más nieve desde la década de 1800.

Más de 300 vuelos cancelados este lunes

Hasta las 4:00 de la mañana de este lunes, más de 340 vuelos planeados para hoy habían sido cancelados por todo el país. El domingo, tras la última ronda de poderosas tormentas invernales, más de 2,000 vuelos fueron pospuestos.

La mayoría de los vuelos afectados se presentaron en los aeropuertos de Boston y Nueva York, donde se tenían previstas rachas de viento de hasta 97 kilómetros (60 millas) por hora.

Expertos y autoridades señalaron que la ciudad de Nueva York vivió el domingo el día más gélido en décadas.

"Los neoyorquinos deben tomar todas las precauciones necesarias cuando las temperaturas bajo cero y las condiciones similares a un temporal golpeen el estado este fin de semana", señaló el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en un comunicado.

Se esperaban temperaturas de entre 14 a 17 grados centígrados bajo cero para la costa este, agravadas por vientos para un clima calificado como “brutal” por el meteorólogo Bruce Sullivan del Servicio Meteorológico Nacional.

La tormenta invernal representó un golpe para los negocios que confiaban en un jugoso fin de semana por el Día de San Valentín y el feriado del lunes por el Día de los Presidentes, a fin de compensar las bajas ventas por las últimas tres nevadas.

Para Boston fue la cuarta tormenta en dos semanas, lo que estableció un récord de nieve para el mes, dijo el Meteorológico. Los 1.8 metros de nieve acumulados de nieve desde finales de enero en esa ciudad representaron un récord de acumulación para una semana.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, instó a los conductores a permanecer fuera de las carreteras el domingo y se sintió aliviado por el feriado del lunes que les dará oportunidad de limpiar las acumulaciones de nieve.

Asimismo se emitió un alerta de tormenta de nieve en las poblaciones costeras de Rhode Island a Maine hasta el lunes y se pronosticó un frente frío con temperaturas mínimas de -24 centígrados (-10 Fahrenheit) para el domingo por la noche en partes de la región.

Con cúmulos de nieve de más de dos metros (seis pies) en algunas zonas debido a tormentas anteriores, las cuadrillas se esforzaban por mantener abiertas las calles.

El Servicio Meteorológico dijo que durante la mañana cayó hasta medio metro (20 pulgadas) de nieve en algunas poblaciones. El sur de la zona de Nueva Inglaterra podría recibir bastante más, antes de que pase la tormenta.