Motivados y con esperanzas de un futuro mejor, jóvenes del municipio de Masaya se inscribieron en los cursos técnicos que ofrece el Tecnológico Nacional en carreras que responden a las demandas del desarrollo industrial en el departamento de Masaya.

En un complejo totalmente equipado, más de 800 jóvenes estudian a diario carreras técnicas y cursos libres en las áreas de refrigeración, electricidad, computación, inglés, panadería, costura, administración, contabilidad y otros cursos.

Marta Espinales, directora del Centro Tecnológico “Camilo Ortega Saavedra”, explicó que este año el centro está enfocado en fortalecer las carreras orientadas al área de industria, por lo cual el centro se ha equipado con modernos laboratorios en refrigeración, electrónica y textil-vestuario.

“Estamos ofreciendo cursos de refrigeración domiciliar, tenemos electricidad residencial, electricidad industrial, reparación de electrodomésticos y vamos a empezar a ofrecer cursos de textil-vestuarios enfocados para las Mipymes”, indicó Espinales.

“Además el centro cuenta con equipos y docentes de calidad que fueron a capacitarse en Corea para poder brindar la educación técnica de calidad y fortalecer a nuestro departamento, dignificar a los protagonistas para que tengan mas oportunidades en el mercado laboral”, agregó.

Katherine Hernández, estudiante de refrigeración, consideró que aprender un oficio técnico es valioso porque de esa manera los jóvenes se pueden desarrollar en el ámbito laboral.

“Esta es una oportunidad para crecer como persona y como profesional. En esta área de refrigeración hay bastantes oportunidades de trabajo y quise estudiarlo para salir adelante”, comentó.

José Gutiérrez, estudiante de electricidad, dijo que la carrera que estudia es bonita y le gusta. “Esta es una oportunidad muy buena porque nos brinda facilidad para realizar nuestras prácticas, además es gratuito, no se paga y eso nos ayuda”, comentó.

“Mis expectativas al terminar este curso es buscar trabajo y continuar estudiando una carrera de ingeniería en la universidad”, declaró.

De la misma manera, jóvenes que estudian en otras carreras como computación, explicaron que cuentan con todas las condiciones para aprender la teoría y practicar.

“Aquí estamos aprendiendo a operar una computadora, vamos a aprender a reparar y darle mantenimiento a los equipos, entre otras cosas. Al terminar el curso espero encontrar un buen trabajo para sacar adelante a mi familia y recompensar todo el apoyo que me ha dado mi familia y los sacrificios que ellos han hecho para que yo esté aquí estudiando, dijo Martín Gaitán.

Eveling Chavarría, otra estudiante de computación, explicó que hay muchos jóvenes que desean estudiar una carrera pero no tienen los recursos. “Hay muchos padres que no tienen los recursos económicos para apoyar a sus hijos, pero de esta manera el gobierno nos da la oportunidad de aprender un oficio para desarrollarnos profesionalmente”, manifestó.