La capital cuenta con tres nuevos espacios de recreación familiar, hablamos de la Casona del Café, la Casa del Maíz y la Heladería la Hormiga de Oro, sitios construidos por el Buen Gobierno Sandinista con el objetivo de brindar nuevas oportunidades a las familias y los turistas extranjeros.

Ubicados en la Avenida de Bolívar a Chávez, los establecimientos al igual que en anteriores fines de semana, reportan una gran afluencia de visitantes.

El exquisito aroma a café, es el aliciente que motiva a muchos a darse una pasadita por la Casona del Café, una buena oportunidad para degustar de una de las bebidas más consumidas por los nicaragüenses y que mejor manera de hacerlo que en este sitio en el que se oferta una variedad de bebidas elaboradas a base del grano de oro.

“Está muy bonito el lugar, todo lo que acá preparan es delicioso y de buena calidad, por ello invito a las familias a que vengan a darse una vuelta por este lugar construido por el gobierno, aquí podemos venir en familia a disfrutar de un buen café” señaló Nora Torres.

“Los espacios construidos en la capital muestran el desarrollo de nuestro país y promueven los productos que cosechamos, al haber espacios como estos se brinda mayores oportunidades de distracción para los turistas, además se está promoviendo uno de los grandes rubros de Nicaragua y acá todo está muy delicioso y bien elaborado” dijo Ricardo Almanza.

La Casa del Maíz, es otro de los sitios donde además de saborear un buen tistes, pinolillo o chica, los visitantes pueden comprar otros productos derivados del maíz, como la cosa de horno, rosquillas y de esta manera retomar el consumo de nuestras recetas ancestrales.

“Managua ahora brinda la oportunidad de que todos podamos hacer un tour por los nuevos espacios construidos por el gobierno, la Casa del Maíz es propicio para comer todo lo que se nos antoja en cuanto a maíz se refiere, acá hay de todo, con un sabor delicioso y único, el que nos ha caracterizado desde el tiempo de nuestros abuelos” expresó Francisco Luna.

Parque del ALBA una opción para chicos y grandes

El parque del Alba, es conocido por los jóvenes que practican deportes extremos, tomando en cuenta que en este sitio se construyeron los escenarios propicios para practicar skateboarding y BMX, sin embargo desde hace unas semanas el parque tiene un nuevo atractivo y es la Heladería La Hormiga de Oro, la cual ha logrado atraer no solo a los deportistas, sino a las familias capitalinas amantes de los helados y batidos, que se ofertan ahí.

Los chavalos afirman que el parque es un espacio de recreación sana para todos los amantes de esta disciplina deportiva, así mismo destacan que la heladería le ha dado un toque familiar al sitio, tomando en cuenta que quienes llegan a comer helados también aprecian sus acrobacias.

“Me parece bien este parque porque antes no teníamos espacio donde practicar nuestro deporte y ahora si estamos tranquilos porque además del parque tenemos una heladería a la que podemos ir a consumir un heladito después de practicar, ahora son más los chavalos que vienen a jugar y eso es bueno porque de esta manera nos alejamos de la vagancia y los vicios” dijo Erick Solís.

Así mismo, los no tan jóvenes disfrutaron de la variedad de helados, batidos y los populares raspados que oferta la Hormiga de Oro, logrando así, endulzar su paladar mientras conversan entre amigos o familiares.

“Nos gusta el espacio y venimos motivados por las buenas referencias brindadas por algunos amigos, además que el nombre de la heladería tiene mucha tradición la cual se nos ha compartido por algunos mayores que conocieron la primera Hormiga de Oro” afirmó David Mairena.

“Los helados tienen mucha calidad y los precios están baratos, estos helados tienen un sabor delicioso y eso atrae a los clientes, nosotros venimos en familia y nos ha gustado tanto el lugar que ya planeamos nuestra próxima visita” concluyó Martha Madrigal.