Conscientes de que solo la unidad puede servir como barrera contra el Aedes Aegypti –vector transmisor del dengue y el chikungunya-, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), la Alcaldía de Managua y los pobladores del barrio Lomas de Guadalupe, en el Distrito VII de Managua, sumaron esfuerzos esté domingo para eliminar todos aquellos potenciales criaderos donde se reproduce el mosquito.

En este barrio se desarrolló una jornada de limpieza, de abatización y fumigación, así como un mensaje reiterativo a la gente que de nada sirven las acciones que ejecuta el Minsa si de los hogares no se erradican los calaches viejos o todos aquellos utensilios sin uso que puedan acumular agua.

Al respecto el doctor Santos Ortiz, epidemiólogo del Centro de Salud Villa Libertad, explicó que luego de que el Minsa efectúa estas acciones, la población debe mantener la limpieza, pues esto garantizará que su familia esté libre de estas enfermedades.

Ortiz indicó que durante esta jornada de trabajo se logró cubrir 1 mil 900 viviendas de Lomas de Guadalupe.

La población de este barrio capitalino se mostró satisfecha del trabajo que realiza el Gobierno buscando como evitar que alguien se contagie con dengue o chikungunya.

“Me parece muy bien lo que está haciendo el gobierno para combatir estas enfermedades. Aquí nosotros lo que hacemos es no tener agua estancada y mantenemos tapados los recipientes para evitar zancudos”, dijo Melania Membreño.

La señora Carolina Ruiz fue una de las diagnosticadas con chikungunya en este barrio, y señaló que si a ella la golpeó muy fuerte ni decirlo cuando se ensaña con un niño.

“Yo se lo triste que es esa enfermedad, si a un adulto lo quiebra (lo manda a la cama) imagínese con una bebé. Todavía hay bastantes zancudos, y por eso nosotros estamos buscando cómo mantener las casas limpias”, expresó Ruiz.