Desde su creación por la Revolución Sandinista, los tiangues de la Avenida Bolívar a Chávez se han convertido en el espacio que permite el crecimiento económico de los pequeñ@s y [email protected] productores y [email protected] que todos los fines de semana venden directamente a las familias.

“En primer lugar es algo buenísimo para el pequeño empresario que está empezando a luchar, esto es una oportunidad que nos está dando el gobierno para poder exhibir nuestros productos, yo soy de León y que la gente se dé cuenta que es lo que producimos en León”, manifestó el pequeño dueño de negocio Hugo José Arauz, que estaba vendiendo riquísimas “cosa de hornos” o perrerreque.

Afirmó que hace un par de años quedó desempleado, pero encontró el apoyo de parte del Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Economía Familiar, que le garantiza espacio permanente en el Parque Nacional de Ferias o en estos tiangues.

“Invitamos que vengan acá a las tertulias que es algo bonito y dinámico para los niños, aquí encuentran precios bien cómodos y favorables”, agregó Hugo, que ahora presume tener un trabajo seguro en los tiangues.

Doña Juana Valle que vende riquísimos tortillas, rosquillas y refrescos, manifestó que el apoyo que les da el Gobierno Sandinista, ha permitido que sus familias tengan mejores niveles de vida, gracias a que obtienen buenas ganancias dado que muchos visitan y llegan a comprar a los tiangues.

“Somos viejos expositores que hemos vendido desde que estaba la feria de Microfer, entonces le damos gracias a Dios por todas las cosas y gracias al gobierno que nos ha ayudado en esta forma que no estamos pagando y nos hemos beneficiado nosotros los comerciantes, toda la gente de Chinandega, León, Granada y de todos los departamentos”.

Aseguró que todos los fines de semana le va muy bien y eso se debe a que no existe intermediario, venden directamente sus productos a las familias “y por ese se le llama la feria de la economía, de todo hay”, señaló doña Juana que reside en el barrio San Judas.

Pero no solamente los pequeños comerciantes han mejorado sus vidas gracias a los tiangues, también son protagonistas de estos espacios las familias, como la del señor que considera que tanto estos lugares permite comprar a muy bajos precios.

“El gobierno se ha preocupado por nosotros para que nos divirtamos, tengo 60 años y me siento tremendo”, dijo don Miguel Rosales, mientras la señora Idalia Flores, afirmó que llega a los tiangues a comprar verduras frescas y plantas.

“No conocía y he venido porque me dicen que venden a precios bajos y verduras frescas. Que todos los padres de familia que traigan a sus [email protected], que vengan a disfrutar”.