El comandante Daniel envió la semana pasada una iniciativa de ley creadora de la Autoridad del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua y este viernes, durante un encuentro con la Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos Ertharin Cousin, se refirió al tema, subrayando que la protección del medio ambiente debe ser una prioridad al momento de impulsar un proyecto de tales dimensiones, sobre todo al utilizarse las aguas del Gran Lago de Nicaragua, uno de los principales recursos hídricos del país y de la región centroamericana y latinoamericana.

Durante la presentación de la delegación que acompañaba a la directiva del PMA, el Comandante Daniel presentó al periodista Elio Rujano, oficial de prensa del organismo, quien por ser originario de Panamá, le comentó la idea histórica que ha tenido Nicaragua en construir una vía marítima que una las aguas del Pacifico y Atlántico.

“¿No hay problema con el Canal verdad?”, preguntó el mandatario, quien acto seguido subrayó la importancia comercial y marítima que tendría una nueva ruta de tránsito que permita agilizar el tráfico de mercancía.

“¡Bien puede haber dos canales, tres canales, cuatro canales! (…) cuántas más carreteras mejor, incluso las carreteras marítimas que tanto demanda el comercio mundial en estos tiempos y dependemos nada más de un canal, habría así más seguridad para todos si estuviesen los dos canales”, opinó el comandante Daniel durante el dialogo con Rujano y el resto de la delegación del PMA.

Subrayó que a este proyecto se debe involucrar la comunidad internacional, porque al final de cuenta son obras que están para servirle a todas las naciones.

En sus comentarios el mandatario nicaragüense señaló que el Gran Lago de Nicaragua tiene más de 8 mil kilómetros cuadrados y puede servir de vía natural al Canal Interoceánico, pero aún así su construcción debe ser bien meditada.

“El Gran Lago tiene más de 8 mil kilómetros cuadrados, es la mayor reserva de agua dulce de la región, entonces un canal donde los barcos pasen por el lago tiene que ser bien pensando, bien trabajado para no poner en riesgo esa reserva de agua de la región”, comentó.

Indicó que si bien Nicaragua tiene el recurso agua, un punto fundamental es “cómo lograr que una obra de esa naturaleza, un canal no vaya a traer consecuencias negativas para toda la ruta donde se estaría construyendo el canal, incluyendo su pase por el lago”.

En parte de su intervención sobre este tema, Daniel le recordó a Cousin y a su delegación que Nicaragua y la zona de nuestro Río San Juan constituyeron una ruta de tránsito durante la llamada Fiebre del Oro en los Estados Unidos, y que el Lago de Nicaragua fue surcado por los barcos de la época, los cuáles provenían de la Costa del Pacífico, después de entrar por San Juan de Nicaragua.

Potencias deben evitar deterioro ambiental

Subrayó que el tema de los recursos hídricos y la contaminación son uno de los principales temas a tocarse en Brasil a la reunión Río+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, foro donde asistirá la Directora Ejecutiva del PMA.

Aprovechó el patentizar la posición de Nicaragua sobre el tema ambiental y cómo los países desarrollados juegan un papel fundamental para detener el deterioro del planeta.

“(Naciones desarrolladas) tienen en sus manos las posibilidades de acelerar las medidas para poder salvar el planeta. Los países en vías de desarrollo tenemos propuestas, iniciativas, sumamos fuerzas en el grupo de los 77 más China, pero al final de cuentas la última palabra la tienen los países desarrollados, tienen poder de veto para bien o para mal, nosotros esperamos que ese poder de veto lo ejerzan para bien de la humanidad y para bien de los mismos países desarrollados, porque ya la situación resulta insostenible para la sobrevivencia de la especie humana”, hizo ver el mandatario.