Con el objetivo de fortalecer las acciones que se desarrollan desde el Sistema de Producción Nacional, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) realizó la Instalación del Sistema Nicaragüense de Investigación e Innovación Agropecuaria, logrando de esta manera desarrollar nuevas tecnologías, que permitirán fortalecer el modelo productivo de nuestro país, esfuerzo al que se suman las universidades miembros del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

La fusión de trabajo entre las instituciones que trabajan en el desarrollo del sector agropecuario y las casas de estudios adscritas al Consejo Nacional de Universidades (CNU) ha permitido que se desarrollen proyectos de gran importancia para los productores como lo son las escuelas técnicas de campo, alcanzando la capacitación de más de ocho mil técnicos.

“Nos dimos cuenta que las universidades, el Tecnológico Nacional y otras instituciones trabajaban su propia agenda de investigación, sin embargo ya tenemos aprobadas las agendas de prioridad para la nación y esto viene a beneficiar a todo el sistema de producción que estamos implementando, logrando junto a las universidades trabajar en equipo, beneficiando a los productores”, señaló María José Corea, Directora del Inta.

Durante este año, se desarrollarán nuevas investigaciones enfocadas en la producción de café, cacao, hortalizas y otros granos básicos, logrando de esta manera un gran impacto y proyección en la investigación agropecuaria del país.

“Los investigadores van a tener la oportunidad de poder articularse a la agenda nacional de investigación y poder generar tecnologías que serán de mucha utilidad para los productores. Vamos a formar equipos de investigación e innovación de todas las instituciones miembros del sistema de producción, una vez que logremos generar los resultados proyectados, estos serán trasladados a los productores” afirmó Jairo Rojas, Co- Director del Inta.

“Vamos a trabajar en función del manejo agropecuario sustentable, el cuido a la madre tierra, así mismo estaremos enfocados en el manejo de la post cosecha, necesitamos que hayan las menores pérdidas de cosechas en el campo y en el lugar donde almacenamos. Estaremos trabajando en el valor agregado y por ello vamos a trabajar en la generación de tecnologías, nuevos productos desde cada uno de los procesos de cultivo” añadió.

Con la instalación del Sistema Nacional de Investigación e Innovación se pretende además rescatar el uso de la semilla criolla a través del desarrollo de los bancos comunitarios y así continuar garantizando las semillas como la base fundamental de la producción.

“Los problemas no pueden ser resueltos sino contamos con mejores tecnologías, sino investigamos, hacemos análisis de suelos, sino zonificamos el país para ver en qué zonas podemos adecuar los cultivos, en ese sentido al instalar una mesa de trabajo como esta podemos aportar y hacer conciencia de cómo mejorar la productividad, ya que al mejorarla venceremos los temas como la variedad climática” concluyó Ariel Bucardo, titular del Ministerio Agropecuario.