El trabajo fortalecido y en alianza entre las familias y la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), posibilitó la instalación del servicio de agua potable en el Barrio Tangará.

Tras pasar varios años abasteciéndose de agua de pozos y de redes inestables del servicio de agua potable, los Gabinetes de la Familia de este barrio decidieron hacer un llamado a Enacal, para unidos instalar este importante recurso.

Al recibir esta demanda, autoridades de Enacal se hicieron presente de manera inmediata al Barrio Tangará, ubicado contiguo al conocido Barrio Camilo Chamorro. Escucharon las demandas de los pobladores, y acordaron trabajar en conjunto la normalización del servicio de agua potable.

La mañana de este jueves, el Vicegerente de Operaciones de Enacal, compañero Humberto Cornejo, destacó que lo que hizo posible que este proyecto se llevara a cabo, fue la responsabilidad compartida, donde tanto las familias como esta institución, trabajaron hasta lograr la obra.

“Mediamos el asunto, y nos dispusimos para apoyar el trabajo que querían los pobladores. Ellos pusieron una parte de la tubería, nosotros pusimos un diseño técnico y logramos el objetivo. Mejoramos la salida del servicio de agua potable”, expresó.

Las familias agradecieron al modelo Cristiano, Socialista y Solidario, desarrollado por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, a través del cual se ha puesto en práctica el trabajo unido y la fortaleza de la responsabilidad compartida.

“Este es un logro de la revolución, un logro del pueblo, sobre todo para familias de escasos recursos. El agua potable ahora nos está llegando a todos, y felicito al Gobierno”, dijo Roberto Acosta.

“Lo bueno es que trabajamos juntos para este proyecto, y lo logramos. Trabajamos Gobierno y familias de la mano, y ahora contamos con el agua”, manifestó durante la inauguración de esta obra, el poblador Andrés Canales.

Ahora unas 13 familias (78 personas) del Barrio Tangará gozarán del servicio de agua potable las 24 horas, gracias a que ellos mismos, junto a Enacal, realizaron la instalación de 258 metros lineales de tuberías, posibilitando las conexiones domiciliares.