Evaluar los avances y beneficios alcanzados con la operación de la Red de Transmisión Eléctrica Regional y de la Red Centroamericana de Telecomunicaciones (REDCA) son algunas de las temáticas que están siendo abordadas en la sesión de trabajo bimensual del proyecto del Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (SIEPAC), en la que participan funcionarios de las empresas eléctricas de la región, incluidos Panamá, México, Colombia y España y que se está llevando a cabo en Nicaragua.

Salvador Mansell Castrillo, titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), manifestó que este es un encuentro que sostienen las empresas de los países de la región cada dos meses para darle un seguimiento a la empresa propietaria de la Red, encargada de administrar la red eléctrica centroamericana, así como a la empresa que tiene la fibra óptica para permitir la información del proyecto mesoamericano de banda ancha y de esa manera brindar mejores comunicaciones a nivel de la región.

En el inicio de este encuentro, se realizaron algunas evaluaciones de la instalación de REDCA y su funcionamiento previsto para mediados del presente año, con lo cual se espera que mejoren los servicios de transmisión de datos en los países participantes.

“Este año estamos logrando firmar, precisamente con ETESA (Empresa de Transmisión Eléctrica S.A.), empresa que represento, el último tramo que quedaba por unir, que es el de Panamá, (y) a partir de este año tenemos conexión con toda Panamá hasta Guatemala, esto nos va a permitir que todos los países de Centroamérica logren accesar a los cables submarinos que están en Panamá, lo que traerá unas velocidades y precios que realmente esperamos que ayuden a todos los gobiernos (de la región)”, expresó el presidente de REDCA, Iván Barría.

Barría explicó que con la adhesión del tramo de Panamá se espera que la Red inicie operaciones en los meses medios de 2015, con lo cual se estaría brindando un mejor servicio a cada uno de los países que integran REDCA.

“REDCA es un carrier de carrier, le vamos a dar servicio a todas las empresas que transmiten Internet y con el funcionamiento de la red lo que haremos es darle mayores oportunidades con diferentes opciones, ahora mismo solo hay una opción por el cable submarino, ésta va a ser una segunda opción que le va a dar redundancia al sistema y con más capacidad a precio razonable”, señaló el dirigente de REDCA.

“Nosotros estamos aumentando la capacidad de transmisión, no solo desde Panamá hasta Guatemala, sino que estamos dándole acceso a la Red Centroamericana a los cables submarinos que cruzan por Panamá, hay cinco cables que cruzan Panamá, faltaba el tramo de ETESA de Panamá, ya lo estamos incorporando y eso lo que va a traer es mayor disponibilidad […] Para Nicaragua va a representar más opciones para las empresas que distribuyen internet y tener muchas más opciones de recibir datos, es un efecto cascada y el usuario va a recibir más velocidad por el mismo precio”, puntualizó.

A partir de este jueves se evaluará el proyecto de interconexión eléctrica que está permitiendo que los países de la región puedan intercambiar fluido eléctrico en caso de desabastecimiento o fallas en sus sistemas.

“Recordemos que para junio del año pasado quedó completada la línea centroamericana, un proyecto que tiene un costo de aproximadamente 500 millones de dólares, un proyecto que tiene una construcción de líneas y subestaciones de aproximadamente 1,800 kilómetros y que se vino desarrollando a partir del 2007, fue una de las orientaciones del Comandante Daniel (Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo) además del proyecto de nación para electrificar nuestro país, fortalecer el proyecto regional que es el que nos permite esos intercambios, que nos une a pueblos hermanos de Centroamérica y que nos permite apoyarnos en momentos de algunas necesidades de falta de energía o que tengamos oportunidades para entregarle energía a otros países”, declaró el Ministro Mansell Castrillo.

Asimismo, cada uno de los países integrantes evalúa el potencial y proyectos de generación que están desarrollando a lo interno tales como Panamá, Guatemala, El Salvador y Honduras que cerraron el 2014 con mil megavatios de generación con fuentes renovales mientras Nicaragua dio un salto en esta materia al llegar a 52% de generación de energía limpia, lo que contribuirá a fortalecer los intercambios con sus excedentes.

“Este proyecto eléctrico es una muestra de unidad entre los pueblos de Centroamérica, porque cuando hay necesidad en algunos de los países tenemos la posibilidad de apoyar, Nicaragua estuvo el año pasado entregando energía a Panamá cuando tenía algunos problemas de abastecimiento o que no podía ese país abastecer su demanda de energía”, apuntó.