Con mucha alegría y entusiasmo, decenas de niños y niñas que residen en Ciudad Belén en el sector de Sabana Grande, por segundo día consecutivo llegaron temprano a clases, gracias al acompañamiento que brinda el Gobierno Sandinista al garantizarle transporte hasta el colegio Benito Pititto La Bella.

Alrededor de 8 autobuses llegaron a las 06:15 minutos de la mañana para recibir a los infantes, los que en su gran mayoría eran acompañados por sus padres, quienes agradecieron al Presidente Daniel Ortega Saavedra y a la Compañera Rosario Murillo por ayudarles a adaptarse en esta nueva etapa de sus vidas.

Los pequeñ@s vestidos de los colores de nuestra patria, con sus mochilas a sus espaldas, bien peinaditos y muy sonrientes abordaban los buses para llegar temprano a sus aulas. Cabe destacar que desde Ciudad Belén hasta el citado centro escolar existe una distancia de al menos 4 kilómetros, por lo que se hace necesario que l@s niñ@s sean apoyados en su transportación.

“Los niños van muy alegres y felices a recibir clases, lo miro bien que se haya conseguido esto (el transporte) y agradecemos primero a Dios y después al gobierno que nos ha ayudado y nos sigue ayudando. Los niños van con entusiasmo a estudiar, siempre mi niño ha sido bueno para estudiar”, manifestó doña Inés Bordas Hernández.

Otra persona que mostró su agradecimiento por esta labor de acompañamiento solidario, es doña Jacqueline González, pues tener garantizado el transporte les ayuda económicamente.

“Muy bien hizo el gobierno de poner los buses, así los niños no faltan al colegio y para mientras van a tener este recorrido y ya estando en el colegio los niños se ubican”, destacó Jacqueline, al subrayar que el Gobierno Sandinista está construyendo todas las condiciones básicas y necesarias en Ciudad Belén, lo que incluye un centro educativo, un centro de salud y canchas deportivas.

Los más contentos de este apoyo solidario sin lugar a dudas son los niños y niñas, entre estos la pequeña Elmi Junieth Alemán que se declaró bendecida y entusiasmada por ingresar nuevamente a clase.

“Le doy gracias a Dios por la oportunidad que me da de estar estudiando y al colegio que nos puso recorrido, también le doy gracias a mi papá que me compraron la mochila nueva y otras cosas nuevas. Mi meta son estudiar mucho y pasar el grado con buenas calificaciones”, dijo Elmi, que está en sexto grado de primaria.

Otro pequeño que llegó muy alegre al colegio Benito Pititto, fue Everth Espino que asiste al tercer grado y asegura que este año será el mejor alumno de su aula.

“Muy alegre de tener transporte, pero me alegra más que estudiaré mucho para ser el primer lugar de la clase, eso le prometí a mi mama”, manifestó Everth.

El colegio Benito Pititto este año vio duplicada su matrícula escolar, pues históricamente ha atendido unos 900 estudiantes, pero este año con la llegada de los niños y niñas de Ciudad Belén estará atendiendo a unos mil 200 infantes.

El director de este centro, compañero Ricardo Guadamuz, indicó que el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Educación ha garantizado toda la logística que permita atender a tod@s los niños y niñas que se matriculen en este colegio.