Autoridades sanitarias paraguayas se encuentran hoy en estado de alerta ante un brote inesperado de chikungunya, que ya reportó ocho víctimas confirmadas, tiene otras dos en estado de definición y varios posibles enfermos más.

El brote se registró en la ciudad de Fernando de la Mora, muy cercana a esta capital, y permitió detectar un altísimo promedio de 27 por ciento en la infectación larvaria de uno de sus barrios.

Tras la confirmación de los primeros ocho casos, Agueda Cabello, directora general de Vigilancia de la Salud, explicó que aguarda resultados del laboratorio para confirmar o descartar a otros dos enfermos.

Ante la situación se decretó una movilización regional con la participación de 50 brigadas, que realizarán el control vectorial y fumigarán la zona.

Igualmente, se dictaminó la realización de un rastrillaje por Fernando de la Mora y áreas cercanas en busca de criaderos y personas febriles a la vez que se trata de crear conciencia en la población donde muchos sospechosos se niegan a acudir a los centros de salud en forma preventiva.