El principal aeropuerto de Guatemala, La Aurora, cerró operaciones desde este sábado por la gran cantidad de ceniza que cayó en la pista de aterrizaje a raíz de la erupción del volcán de Fuego, que provocó la cancelación de 100 vuelos y afectó a seis mil pasajeros.

El interventor de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Jair Samayoa, informó que la terminal aérea reanudará operaciones a las 18H00 hora local (24H00 GMT).

Samayoa indicó que el cierre de operaciones afectó a unos seis mil pasajeros, debido a la cancelación de 110 vuelos internacionales, cifra que incluye los vuelos de embarque y desembarque.

Al menos un centenar de autoridades militares y civiles se encuentran desde la noche del sábado en tareas de limpieza para despejar de ceniza la pista de aterrizaje, y así habilitar de nuevo la terminal aérea, de acuerdo con un comunicado del Ejército de Guatemala.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) fue el organismo que recomendó el cierre temporal del aeropuerto, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Fin de la erupción

El Insivumeh informó este domingo que la actividad del volcán de Fuego concluyó, y en ese sentido solicitó a la Coordinación Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) cambiar la alerta de emergencia de naranja a amarilla.

El ente comunicó que la erupción deformó el cráter del volcán en el flanco sur, en dirección de las barrancas Trinidad y El Jute, que fueron las afectadas por el descenso de lava y caída de rocas y ceniza.

La ceniza de las explosiones se elevó a unos cuatro mil 300 metros sobre el nivel del mar, y el material volcánico llegó a desplazarse al noroeste a una distancia de ocho y diez kilómetros.

No se reportó caída de ceniza sobre la capital, debido a la dirección del viento, no obstante, esta condición puede cambiar en cualquier momento.