Cada fin de semana los espacios de recreación familiar construidos en la capital por el Gobierno Sandinista reportan una gran afluencia de visitantes, lo cual demuestra la satisfacción de las familias, quienes de forma gratuita pueden ir con sus hijos y disfrutar de la gran variedad de juegos infantiles construidos en el parque Luis Alfonso Velásquez.

“Muchas veces he traído a mis hijos al parque porque es un lugar muy seguro y limpio, además todos los juegos son bonitos y eso llena de alegría a todos los niños que vienen al sitio, la verdad es que ahora tenemos donde salir de paseo los fines de semana, sin tener que gastar grandes cantidades de dinero” afirmó Karla Soto.

De igual manera, el paseo Xolotlàn es concurrido por niños, jóvenes y personas de la tercera edad, quienes recorren todo el andén que tiene el sitio y de esta manera apreciar la hermosura del lago, así mismo aprovechan para retratarse junto a las réplicas de la vieja Managua y abordar el avión instalado en el centro del paseo.

“El paseo está muy bonito porque toda la familia disfruta del lugar, en mi caso me encanta venir y sentarme en las chocitas y observar el lago, ver a los niños como disfrutan de las maquetas de la vieja Managua y saber que estoy en un lugar seguro. Considero que Managua ahora tiene una gran oferta para los que vivimos aquí y para quienes vienen de visita a la capital” dijo Griselda Zamora.

Por su parte Julio Cesar Acevedo afirma que la capital cada vez está más bonita y que realmente se observa el esfuerzo que realiza el gobierno por brindar oportunidades de distracción a las familias más humildes.

“Todo es maravilloso, porque se han construido centros de recreación para los niños y los viejos como yo, el progreso siempre es bueno y ahora se está dando una nueva cara a la capital. Considero que estos cambios eran necesarios porque de esta manera se está brindando mayores opciones para los turistas” señaló.

Los tiangues cada semana brindan una amplia variedad de productos para el consumo de las familias, así como artesanías, plantas y mucho desborde cultural, lo que es disfrutado por los que visitan estos espacios.

“Los tiangues son lugares que frecuentamos con la familia porque hay un ambiente agradable, lleno de alegría, música y presentaciones culturales, acá podemos venir las familias de escasos recursos, logrando distraernos y olvidarnos de los problemas y de la rutina del trabajo y de la casa” concluyó Violeta García.