Cuando falta un poco más de 45 días para las celebraciones de Semana Santa, la población nicaragüense ya empieza a disfrutar de las bondades de los balnearios de Nicaragua, en ese sentido, durante este fin de semana familias provenientes de la capital y municipios aledaños decidieron tomar un pequeño descanso y salir un poco de la rutina para darse un chapuzón en las aguas de la Laguna de Xiloá y del Trapiche, en los municipios de Mateare y Tipitapa.

Como una forma de escape de los intensos calores que se producen durante esta época, los veraneantes nicaragüenses se han sentido motivados de visitar estos dos centros turísticos administrados por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) y de esa manera refrescarse un poco, disfrutar de una comida en familia y por supuesto nadar hasta más no poder.

Socorro Esquivel, pobladora de Ciudad Sandino, llegó hasta Xiloá en compañía de algunos amigos y afirmó que procura asistir a este bello balneario para disfrutar un poco de la hermosa vista que ofrece de la península de Chiltepe, así como para pasar un rato ameno y tranquilo con sus amistades.

“El sitio está perfecto, tranquilo, bastante limpio para traer a la familia, es un sitio espectacular para pasar en familia y por eso nosotros siempre venimos antes de la llegada del verano”, dijo Mauricio Gutiérrez.

Leonel Antonio Bravo aseguró estarla pasando bien, ya que aunque el sitio no estaba tan lleno de veraneantes, el ambiente es muy bueno para pasar el rato con la familia y poder disfrutar tranquilamente del agua.

“Somos de la Costa Caribe, pero trajimos a un amigo a pasear, a conocer el país un poco más, en lugar de ir fuera de Managua, porque cercano a Managua hay lugares bellos como este lugar (el Trapiche) que tiene muy buen ambiente, muy ordenado y limpio”, dijo Nery Tenorio.

Comerciantes también se preparan para recibir a veraneantes

En las cercanías y a lo interno de estos centros turísticos también se ubican algunos comercios que ofertan diversos servicios y productos para todos los veraneantes, así como los comerciantes ambulantes que dedican sus fines de semana para ganarse la vida preparando y comercializando alimentos y bebidas, quienes afirman estar más que preparados para la llegada del verano con buenas ofertas para las familias nicaragüenses que disfrutan de estos sitios.

“Esperamos en Dios que este año nos vaya muy bien en las ventas, nosotros ya estamos llegando a Xiloá para traer todos nuestros productos a precios favorables y al alcance del bolsillo de las familias”, expresó Juana del Socorro Pérez Rodríguez.

Eddy Martínez aseveró que como comerciantes están a la espera de que lleguen los veraneantes, a quienes les ofrecerán los mejores productos a precios realmente bajos.

“Estamos esperando que este verano sea muy bueno, y desde ya estamos empezando a tener todas las condiciones para recibirlos, tener todo limpio, todo aseado para que se sientan cómodos y nosotros tener una buena venta”, comentó Valeska González.