La Virgen de la Candelaria fue festejada con mucho fervor por la feligresía católica de la capital. Año con año, la imagen visita la Catedral de Managua para luego regresar a su santuario ubicado en las Américas No. 2. Un grupo de jóvenes cargadores con mucho amor y devoción llevan en sus hombros a la Madre de Dios en su advocación de la Candelaria, la que les ha brindado infinitas bendiciones y milagros.

“Hemos tenido la experiencia de veinte días de fiesta, la Candelaria se celebraba en la antigua Managua y nosotros hemos recuperado esta devoción y el Cardenal Leopoldo Brenes ha querido que la imagen visite la Catedral y por ello la hemos traído y de esta manera aumentar la fe, la unidad de la iglesia, la evangelización”, destacó el Padre Juan Antonio Calero, Párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria.

“La juventud católica está disponible al amor a Dios, a la iglesia, a servirle todos los años y asistir a la procesión, hoy concluimos con las actividades en honor a la Virgen y esperamos hasta el próximo domingo para subirla al trono” añadió.

Los miembros del comité de cargadores de la Virgen destacan que la Candelaria les ha permitido contar con mucho gozo y amor en su corazón, brindándoles grandes milagros dentro de sus familias.

“Es un honor participar en las festividades de Nuestra Señora de Candelaria, ser cargador es algo que lo hacemos con fe, devoción y mucho amor a nuestra Madre Santísima y Nuestro Señor Jesucristo. Muchos participamos de las fiestas de la Virgen porque tenemos motivos de agradecimiento ya que nos bendice día a día con la vida, nos brinda la oportunidad de contar con un trabajo y contar con mucha salud”, afirmó Magneri Mongalo.

“Todos los años festejamos a la Virgen de Candelaria con mucho fervor por ser nuestra Madre Santísima, es el primer año que formo parte del comité de cargadores y es un orgullo servirle porque nos ha permitido tener vida” concluyó Verónica Salazar.