Las autoridades de protección civil de Guatemala declararon alerta anaranjada (peligro) por una potente erupción del volcán Fuego, ubicado en el suroeste del país, cuya ceniza cayó en varias poblaciones, incluida la capital y la turística Antigua Guatemala, informó el sábado una fuente oficial.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), David de León, dijo a la AFP que se ha declarado "alerta anaranjada institucional" debido a la actividad del Volcán de Fuego, de 3.763 metros de altitud.

La alerta anaranjada es previa a la roja, que es la máxima advertencia para este país centroamericano.

De León explicó que el coloso ha expulsado columnas de ceniza que alcanzan "5.000 metros sobre el nivel del mar", la cual ha caído a una distancia de 40 kilómetros en varias comunidades, incluida la colonial y la colonial y turística Antigua Guatemala, a 45 kilómetros al suroeste de la capital.

"Hemos declarado la alerta y todas la entidades de prevención están en alerta por si aumenta la actividad (volcánica), aunque hasta el momento no se ha evacuado a ninguna persona", aseveró.

Asimismo, comentó que recomendaron a Aeronáutica Civil tomar las precauciones necesarias debido a que la ceniza alcanza gran altura y puede afectar la navegación aérea.

De acuerdo con el portavoz, las columnas de ceniza se desplazan al oeste y noroeste a una velocidad de 40 kilómetros por hora.

El volcán, ubicado entre los departamentos de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez (suroeste), registró una potente explosión en septiembre de 2012, la última emergencia por erupción volcánica en el país, que provocó la evacuación de unas 10.000 personas asentadas en zonas aledañas.