“Eso fue espantoso y de milagro no morimos todos”, con esta expresión el jovencito Yader Herrera de 14 años describió los momentos de angustia que vivieron todos que los viajaban en el camión marca IFA color verde y amarillo, que se precipitó a un profundo barranco en la comunidad Las Victorias del municipio de Murra en las montañas de Nueva Segovia.

El fatídico accidente dejó la cifra de 53 personas lesionadas y una persona muerta en este caso Melquisedet Vargas García, de aproximadamente 30 años. El camión propiedad del transportista Iris Rodríguez apenas había salido de la citada comunidad cuando los frenos le fallaron y producto de la pesada carga que llevaba se fue hacia el barranco.

Yader que resultó con su brazo derecho fracturado, viajaba con sus hermanas Erlinda y Oliveyda Herrera, ambas también lesionadas en diferentes partes del cuerpo.

“El camión venia por la curva, se metió en la orilla y como hay guindo se fue para abajo, uno no se pudo salir porque el camión es cerrado y dio vueltas bastante para abajo, dio como siete vueltas para abajo”, manifestó Yader mientras se quejaba del dolor de su fractura en su brazo.

Tras el aparatoso accidente, los diferentes hospitales primarios de los municipios cercanos a Murra dispusieron todo su sistema logístico y personal médico para atender la emergencia. Los heridos más graves como Dionisio Lumbi, Guadalupe Chavarría, Sandra Tinoco y una menor de edad de nombre Francis Daniela Quintero, de 7 años, fueron trasladados al hospital de Ocotal “Luis Alfonso Moncada Guillén”, mientras otra veintena era trasladada al Centro de Salud del municipio El Jícaro.

A este centro llegaron enfermeras y mé[email protected] de Jalapa, Ocotal, San Fernando, quienes ayudaron a sus colegas del Jícaro a estabilizar a los [email protected] que provenían del sitio del accidente. La mayoría de lesionados sufrieron golpes, contusiones y traumas, esto porque al momento de caer al precipicio todos iban golpeándose entre sí.

Yader comentó que el camión estaba con las puertas cerradas, lo que evitó que los pasajeros se salieran cuando iba dando las volteretas, hasta quedar atascado entre frondosos árboles.

“Veníamos para Murra y de repente miré que un montón de ramas de los palos se metieron y cuando mire nos dimos un montón de vueltas en un guindo para abajo, dimos como seis vueltas y como el camión es cerrado no se puede salir uno, cuando dejó de dar vuelta me salí por una ventana completamente desorientado, gracias a Dios estoy vivo”, comentó Denis Francisco Guido Vanegas, quien no daba crédito de la suerte que tuvo de salir vivo.

Entre los pasajeros estaban muchas señoras que ya pasan de los 50 años, entre ellas doña Florentina Dávila Paz, que a pesar de recibir un fuerte golpe en su frente, no cesaba de preguntar por su nieta Francis Daniela Quintero que fue trasladada a Ocotal con una herida en su pómulo derecho.

“Ese camión traía mucho café (sacos con granos de café) adelante, parece que se paró adelante y nos dimos vuelta y ahí fue donde caímos en un guindo”, mencionaba doña Florentina.

En esta emergencia también brindaron su apoyo los miembros del Cuerpo de Bomberos, la Cruz Roja Nicaragüense, todos en unidad pudieron atender a los afectados. En Murra, el alcalde Carlos Barahona, junto a otros funcionarios de la municipalidad, coordinaron las acciones de traslado desde el lugar del accidente hasta los diferentes centros hospitalarios.

En el lugar del accidente se observaba decenas de sacos de café regados entre la maleza, el camión quedó inservible y el vidrio de la cabina desbaratado completamente y retomando lo dicho por Yader, de milagro no hubo más personas fallecidas.