Un sismo de 5.2 grados de magnitud sacudió las costas del Pacífico de Nicaragua.

Se reporta que el movimiento telúrico fue también percibido en El Salvador, Honduras y Costa Rica.

El sismo se registró a las 16:02 hora local (UTC-6) del viernes 6 de febrero.

Compañera Rosario llama a la calma

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, llamó esta tarde a las familias a mantener la calma luego del fuerte sismo ocurrido en la franja del Pacífico de Nicaragua.

En comunicación a través de los Medios del Poder de las Familias, Rosario explicó que el movimiento telúrico ocurrió a 59 kilómetros de la Bocana de Padre Ramos, alcanzando una magnitud de 5.2 y 29 kilómetros de profundidad.

La compañera indicó que las instituciones del Gobierno miembros del Sinapred están poniéndose al frente de la situación, y que hasta el momento no hay información de daños o desgracias.

Destacó que los expertos han asegurado que debido a las intensas tormentas solares se presentan este tipo de movimientos sísmicos tanto en las costas como en tierra firme.

De la misma manera indicó que el gobierno se mantiene pendiente de estos sismos tanto en el país como en otras partes del mundo, y siempre atento a actuar ante cualquier eventualidad.

El sismo se sintió muy fuerte en Managua, y mucho más en la región de Occidente donde las autoridades locales y los Gabinetes de la Familia están pendientes de la situación.

Ineter y Sinapred al frente de alerta

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y el Sinapred, aseguraron en conferencia de prensa que el sismo de esta tarde es una réplica del sismo ocurrido en octubre del año pasado.

Este movimiento ocurrió a eso de las 4 de la tarde, a 59 kilómetros de Padre Ramos y tuvo una intensidad de 5.2.

El sismo se sintió en toda la parte del Pacífico de Nicaragua, incluyendo Managua, a excepción de San Francisco Libre, y no registró ningún daño como tampoco activó la alerta de tsunami.

Los municipios donde se sintió más fuerte fueron los de Occidente.

El Ineter manifestó que es probable que ocurran réplicas más fuertes.

Hay que desarrollar una cultura sísmica

El coronel Rogelio Flores, Jefe de la Defensa Civil, destacó la importancia de tomar todas las medidas de precaución, así como también el que toda familia tenga su propio plan ante emergencias sísmicas.

Por su parte, el Secretario General de la Alcaldía de Managua, compañero Fidel Moreno, aseguró que hay orientaciones del Comandante Daniel Ortega y de la Compañera Rosario Murillo, de que las instituciones tomen todas las medidas pertinentes ante eventos de este tipo.

Moreno enfatizó que los nicaragüenses deben asumir una “cultura sísmica”, es decir, estar preparados y aprender a convivir con fenómenos naturales como estos.

Reiteró que las instituciones están siempre en disposición de auxiliar a la población cuando es necesario, tal y como se ha venido haciendo.

En este sentido, indicó que las diferentes comisiones están trabajando en la evaluación de las infraestructuras.

Igualmente recordó que el Gobierno tiene preparados una serie de simulacros y capacitaciones en los colegios del país.

Recordó así mismo, que en Managua los puntos más vulnerables eran los antiguos escombros capitalinos. Estos ya han sido erradicados, lo cual no quiere decir que no hayan otros puntos vulnerables debido a que Managua es una ciudad atravesada por fallas sísmicas, subrayó Moreno.