Dado que aproximadamente un 58% de los accidentes de tránsito ocurren entre sábado, domingo y lunes, la Policía Nacional desde tempranas horas de este viernes movilizó sus patrullas por las pistas y avenidas para mantener un estricto control del tráfico vehicular.

Esta movilización se realiza con el objetivo no solo de verificar que los conductores anden sus documentos en regla y respetando la Ley de Tránsito, sino también como una manera de concientizar a la ciudadanía de que andar al volante conlleva una responsabilidad muy grande con la vida humana.

Uno de los lugares donde la Policía apostó sus patrullas fue el sector de la Estatua de Montoya, donde tras detener a varios vehículos se pudo constar que una inmensa mayoría de los conductores andaban sus papeles en regla, al contrario de un reducido número a quienes se les multó o bien se les envió al Depósito Municipal por violar la ley.

Al consultarles sobre este plan, los conductores se mostraron complacidos al ver el despliegue policial, pues esto les ayuda a ellos a ser más responsables al momento de circular sobre la vía.

“Me parece muy bueno, porque así se mantiene la seguridad de las personas”, indicó Cristian Castillo, quien señaló que si la Policía hace más a menudo estos operativos probablemente disminuya también el número de robos de motos.

Este conductor asegura que andar el casco, los documentos en regla y a una velocidad reducida son fundamentales para resguardar su vida y para evitar inconvenientes con los agentes de tránsito.

Sergio Alemán aseguró que las multas que está aplicando la Policía son excesivamente altas para el ciudadano común, de tal manera que considera que lo mejor es que se realizan operativos como este para obligar a los conductores a cumplir con la ley.ç

“Planes operativos como este puede que nos hagan a nosotros sentirnos más presionados y a conducir más apropiado”, indicó Alemán.

Para este fin de semana se espera la Policía de Tránsito siga movilizada en las carreteras resguardando la seguridad ciudadana.