La poetisa nicaragüense y directora del Teatro José de la Cruz Mena, María Manuelita Sacasa de Prego, recibió a El 19 Digital en las butacas del Teatro municipal de León, para hablar sobre la trascendencia de la vida, obra y pensamientos de Rubén Darío, quien cumplirá 100 años de su tránsito a la inmortalidad.

Rubén Darío ha trascendido en el mundo no sólo por la renovación que hizo de la poesía, del lenguaje, sino por sus palabras proféticas, su pensamiento visionario, pidiendo la unidad de América Latina, el trato igualitario de todos los latinoamericanos por las grandes potencias.

El Instituto Cultural Rubén Darío de Nicaragua, dirigido por Sacasa de Prego, tiene la misión de difundir la obra y el mensaje del “Maestro”, a como ella lo expresó.

“Nos indicó a todos los pueblos Latinoamericanos el deber de luchar por América, porque América no era para los extraños, era para los indios, para los Latinoamericanos, para los que queremos verla unida, grande, vibrante y fuerte como dijo en su Oda a Roosevelt”.

Darío, admirador de Bolívar

“Era admirador de Bolívar, el primer poema con el que ganó un premio fue su himno y su Oda al libertador Simón Bolívar. El pensamiento de Bolívar, a medida que el tiempo pasaba, iba a trascender mucho más e iba a tener mayor vigencia, y eso lo demostró (Hugo) Chávez, buscando la unidad y haciendo crecer el Alba con las otras Naciones Latinoamericanas y Caribeñas”, reflexionó.

Para la experta dariana, nadie había intentado hacer de Rubén un héroe nacional y fue el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, dirigido por el Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, que se comenzó a recuperar el verdadero legado de Darío y de Augusto C. Sandino.

Precursor de la vigencia del Indio latinoamericano

La también Diputada Nacional, recordó que Rubén Darío junto a General Augusto C. Sandino, es el precursor de la verdadera vigencia del indio latinoamericano y Sandino con su dignidad independentista odiando las intervenciones.

“La Dignidad del hombre nicaragüense y del latinoamericano es maravillosa, hemos dado muchas cosas, hemos dado Bolívares, hemos dado Morazán, hemos creído en nuestros antepasados”.

Este seis de febrero, Nicaragua entera honra al padre del Modernismo, con cantos, misa, ofrendas florales, declamaciones y simposios.

Rubén es una estrella luminosa que desde León de Nicaragua está brillando para todo el mundo.