Brian Williams, presentador del telediario nocturno de la cadena estadounidense NBC, admitió el miércoles en pantalla haber falseado durante años un incidente ocurrido durante la invasión de Irak de 2003.

El periodista confesó que no estaba a bordo de un helicóptero que fue alcanzado por fuego enemigo y obligado a aterrizar para ser rescatado después por un pelotón de infantería, tal y como había relatado en ocasiones anteriores, la última la semana pasada.

El pasado viernes, durante la cobertura de un homenaje a un soldado retirado estadounidense, Williams recordó un “terrible momento ocurrido una docena de años atrás”.

“Durante la invasión de Irak”, explicó el periodista de forma emotiva, “el helicóptero en el que viajaba fue obligado a tomar tierra después de ser alcanzado por una granada RPG. Nuestro equipo de la NBC fue rescatado, protegido y mantenido con vida por un pelotón mecanizado del Tercero de Infantería”.

Al día siguiente del homenaje al soldado retirado, un miembro de la tripulación del helicóptero que sí recibió fuego enemigo respondió a Williams en Facebook: “Lo siento, tío, pero no recuerdo que tú estuvieras en mi aparato. Recuerdo que llegaste una hora más tarde de nuestro aterrizaje y preguntaste qué nos había pasado”.

Esta misma semana, otros miembros de la tripulación de los tres Chinook que tuvieron que aterrizar de emergencia contaron la misma historia a la revista Stars and Stripes. Fue después de estas revelaciones cuando Williams decidió confesar su reiterada mentira.

En realidad, Williams y su equipo de cámaras viajaban en un Chinook que volaba una hora por detrás de otros tres aparatos que sí fueron atacados desde tierra. Cuando aterrizaron, se acercaron a los aparatos dañados y tomaron imágenes de los mismos.

“Me equivoqué recordando los sucesos de hace doce años. (…) Quiero pedir disculpas. Dije que viajaba en un aparato que fue alcanzado por fuego de RPG. En realidad yo viajaba en un helicóptero que iba detrás. Todos aterrizamos después del incidente y pasamos las siguientes noches bajo una tormenta de arena en el desierto de Irak”, dijo Williams.

Tanto la cadena NBC en sus informaciones sobre la invasión en 2003 en Irak como el propio Williams han mantenido durante años una versión falsa de los hechos.