Las autoridades de Taiwán confirmaron hoy que 16 de las 31 personas muertas durante un accidente de aviación ocurrido el miércoles en Taipei eran turistas de China continental y que otros tres de idéntica procedencia están heridos.

Hasta la mañana del miércoles el fatal accidente había cobrado 31 vidas y ocasionado 15 heridos, mientras los restantes 12 se encuentran aún desaparecidos.

El viaje de la TransAsia Airways, la primera compañía privada de Taiwán fundada en 1951 para dar servicios en distancias cortas, fue realizado en un avión ATR-72 y se dirigía de Taipei al archipiélago de Kinmen.

Debido a que este avión comercial impulsado por dos motores turbohélices ha tenido otros accidentes en los últimos años, el aeropuerto Songshan de Taipei canceló hoy ocho vuelos locales previstos en este tipo de aeronave y decidió hacer una revisión exhaustiva..

De acuerdo con las informaciones desde Taipei los cadáveres del capitán y dos copilotos fueron hallados y se recuperaron las dos cajas negras del avión del río Keelung, donde se precipitó el avión luego de rozar con una de sus alas un taxi que transitaba por una autopista ubicada en una elevación.

Entretanto, familiares de los pasajeros de China continental a bordo del avión siniestrado viajaron hoy hacia Taipei procedentes de la ciudad de Xiamen, donde se había organizado el viaje turístico hacia la isla vecina.