El año lectivo 2015 será histórico para estudiantes y maestros del colegio capitalino Elvis Díaz, pues con el inicio de las clases también estará arrancando una etapa donde se podrá disfrutar de una infraestructura rehabilitada y moderna acorde con los nuevos retos de la educación en Nicaragua.

Actualmente se están dando los últimos retoques al colegio, pero en sí todas las reparaciones y la edificación de nuevas áreas ha concluido.

De acuerdo a las autoridades de este colegio, el centro no era apto para el ejercicio educativo, de ahí la decisión del Gobierno Sandinista de rehabilitar toda la infraestructura y dotarla de una mayor capacidad tecnológica a través de la instalación de laboratorios de computación.

El director Jacinto Cárdenas Rivas, recuerda que los gobiernos neoliberales nunca se preocuparon por el mantenimiento del colegio, por lo que este se fue deteriorando a tal punto que los estudiantes y los maestros desarrollaban sus actividades en pésimas condiciones.

Cárdenas afirma que este centro en su mejor época llegó a tener unos 4 mil o 5 mil estudiantes sumando todas sus modalidades, lo cual fue disminuyendo conforme el colegio se iba deteriorando.

“Ahora con el Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo se viene a restituir el derecho a la educación, el derecho a un ambiente digno tanto para el estudiante como para el docente”, indica.

El director considera que con los cambios de infraestructura es muy probable que pronto se recupere la matrícula que históricamente tuvo este colegio.

Entre estos cambios están la instalación de tres aulas de computación; la rehabilitación de la biblioteca, la cual se espera también sea virtual; el reforzamiento y rehabilitación de cada uno de los edificios, y la construcción de dos canchas deportivas.

“Estoy muy orgullosa porque está quedando muy lindo el colegio”, asegura María Auxiliadora Guadamuz, agradeciendo al Comandante Daniel y a la Compañera Rosario la remodelación de la que está siendo objeto su centro de estudios.

La señora Maribel Ríos este año ha matriculado a sus dos hijos en el Elvis Díaz, y como madre de familia se muestra contenta de que el deterioro del colegio ya es cosa del pasado.

“El techo no servía, estaba desbaratado, (los estudiantes) tenían bastante dificultad porque no había tanto espacio, todo estaba como más reducido, ahora sí hay amplitud, hay mejores condiciones que las que habían anteriormente”, manifiesta Ríos.

Como parte del plan nacional de mejoramiento de la infraestructura escolar, el gobierno también ha rehabilitado otros colegios emblemáticos de Managua como el Ramírez Goyena y el Maestro Gabriel.