Pequeños productores de la comunidad El Boneño en el municipio de Diriamba, en Carazo, desde ya se preparan con los insumos necesarios para la elaboración de alimentos de verano para el ganado menor y mayor, tomando en cuenta que durante todo este periodo nuestro país no cuenta con presencia de lluvias, situación que muchas veces ocasiona algunas dificultades en cuanto a la alimentación de los animales se refiere.

Es por ello que Mariela Arteaga, quien cuenta en una propiedad de cinco manzanas, en la que desarrolla el cultivo de alimentos y la crianza de ganado menor y mayor, trabaja con anticipación en la elaboración de bloques multi nutricionales, haciendo uso de rastrojo de maíz, sorgo y frijoles, los que resultan como sobrantes de sus cosechas, siendo una técnica adquirida por la productora a través del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), quienes de forma constante trabajan de la mano con los pequeños y medianos productores.

“Durante el periodo de invierno nos dedicamos al cultivo de granos básicos, una vez cosechados, el sobrante o lo que no utilizamos lo implementamos en la alimentación de nuestro ganado durante el verano, época en que muchas veces hay escasez, además el rastrojo lo combinamos con pasto Camerún, Zacate Estrella y Gamba, evitando de esta manera una baja en la producción de leche de nuestro ganado”, señaló.

“Con el Inta estamos trabajando desde el año pasado en el desarrollo de actividades dentro de la finca como el cultivo de otras variedades como Frijoles SER 16 e Inta- Fuerte Sequía, así como el cultivo de tomates, los cuales alcanzaron un buen rendimiento a pesar de haberse cultivado en una zona seca. Así mismo, estamos trabajando en el desarrollo de curvas a nivel en la propiedad, la construcción de cercas vivas, construir aboneras orgánicas, las que sin duda nos va a permitir contar con una finca diversificada” destacó.

El acompañamiento por parte del Inta a los pequeños productores y ganaderos es fundamental sobre todo en las Fincas de Investigación e Innovación Tecnológicas (FIIT) donde los dueños de parcelas diversifican sus cultivos, realizan un buen uso de los suelos y los recursos, lo cual garantiza el desarrollo de buenas prácticas ambientales en este tipo de rubros.

“Hemos iniciado con la organización de los productores, seguido hemos introducido en las parcelas el uso de materiales provisorios, como frijoles, para conocer el comportamiento de estos granos en la zona, tomando en cuenta que hay bastante sequía. En cuanto al tratamiento del ganado, estamos aportando en la capacitación para la elaboración de comida para ellos, haciendo uso de los insumos con los que cuentan en cada parcela”, afirmó Pedro Julio Bustos, Técnico del Inta.

“En cada una de las FIIT estamos implementando el uso de variedades alternativas en los cultivos, así como el desarrollo de técnicas que garantizan la producción y la manutención del ganado, todo esto tomando en cuenta las variaciones agro climáticas de la zona. En el 2015 seguimos trabajando en función del reforzamiento de las fincas y de esta manera hacer un trabajo eficiente en cuanto a la alimentación del ganado se refiere, a través de la amonificación del rastrojo, concentrados caseros”, concluyó Medardo Dinarte, Delegado del Inta en Carazo.