La primera de las dos misas realizada a eso de las tres de la tarde en la Parroquia de Nuestra Señora de Dolores fue celebrada por el sacerdote Neguib Eslaquit de la parroquia de Betania en Dolores, celebración a la cual asistió una buena cantidad de feligreses que siguió con mucha atención la homilía.

El padre Neguib Eslaquit, al historiar un poco, recordó que San Antonio de Padua, quien era de nacimiento portugués, falleció un 13 de junio en la población italiana de Padua, donde trabajó sus últimos años.

Fiesta en barrio San Antonio


En ese sentido manifestó que se le conocía como un ciudadano de la población italiana de Padua, donde afirmó que están sus reliquias.

San Antonio de Padua, que fue contemporáneo de San Francisco de Asís y de Santo Domingo de Guzmán desde su infancia sintió el llamado  la vida religiosa e ingresó poco tiempo después a la orden de los frailes franciscanos que había sido fundada por San Francisco de Asís.

Durante la celebración de la misa, en su homilía, el padre Neguib Eslaquit, citó en el Viejo Testamento el enfrentamiento que el profeta Elías tuvo con 450 profetas del dio pagano Baal como una demostración de quien es el Dios verdadero, mientras que posteriormente se planteó cual debe ser la actitud del cristiano, amar a Dios sobre todas las cosas y a su prójimo como a él mismo.

En ese sentido llamó a los feligreses a amarse todos, en tanto posteriormente el padre Neguib Eslaquit invitó a los feligreses a asistir a la  fiesta en honor a San Antonio, realizada en el barrio San Antonio de Dolores.