El liderato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) destacó y enfatizó que la importancia fundamental de lo ocurrido en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para el proceso de descolonización es que “da al traste con cualquier pretensión de bautizar el estatus colonial de Puerto Rico con cualquier nuevo ropaje”.

En conferencia de prensa celebrada en la sede del partido el lunes 2 de febrero de 2015, el liderato del PIP, encabezado por su presidente, Rubén Berríos Martínez, el presidente ejecutivo, Fernando Martín, la vicepresidenta y senadora María de Lourdes Santiago y el secretario general Juan Dalmau Ramírez, se expresaron sobre la participación de Berríos en la Cumbre, su designación como asesor especial del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en asuntos de política internacional y de descolonización, y a una nueva ofensiva internacional para “presionar a Estados Unidos para que responda al reclamo de descolonización del pueblo puertorriqueño”.

Según el Presidente del PIP, lo acontecido en la CELAC marca el “principio del fin del colonialismo en Puerto Rico”. Advirtió que aun cuando queda mucho trabajo por delante, no le queda la menor duda, tras varias reuniones con presidentes y presidentas, que “más temprano que tarde Estados Unidos se verá forzado a asumir su responsabilidad descolonizadora, primero por la voluntad del pueblo ya expresada en el plebiscito pasado y, segundo, por la presión que los diversos gobiernos latinoamericanos pondrán, unos en público y otros en privado, sobre el gobierno norteamericano para que asuma su responsabilidad descolonizadora. Creo que éste es un día de jubilo para todos los que en Puerto Rico aspiramos a la descolonización”.

A preguntas de CLARIDAD sobre los próximos pasos con relación a conversaciones sobre Puerto Rico, el licenciado Berríos puntualizó que así como se dieron los pasos dentro de la CELAC, los próximos pasos estarán circunscritos a la mayor discreción y sensatez posible. “No le vamos a adelantar al adversario nuestra estrategia mirando hacia el futuro, pero les aseguro que hacia ahí va dirigido, eso toma tiempo”. Aludió a que esa determinación y el cómo y cuándo se tomarán cuando se estime que pueda adelantar la lucha por la independencia.

Sobre el trabajo por hacer, señaló que lo más difícil, visto desde afuera, es que muchas personas en EE UU y Puerto Rico “van a dar pasos para tratar de evitar que esto llegue a su conclusión lógica. Todo el mundo está consciente de eso. Yo les garantizo a ustedes que si no se hubiese mantenido la discreción, la absoluta discreción, moderación en cómo se ha llevado a cabo lo que había planificado en Costa Rica, no se hubiera podido llevar a cabo. Y de la misma forma, sólo puedo llegar a decirles que obviamente en el futuro tenemos ya concertadas varias reuniones en diversos países de América Latina y el Caribe”.

En esa dirección, el licenciado Martín trajo a la atención de que el próximo presidente de la CELAC será el presidente de Ecuador, Rafael Correa “cuyo compromiso con la descolonización e independencia de Puerto Rico es un compromiso explícito, es un compromiso reiterado”.

El Presidente Ejecutivo del PIP estableció que el presidente Correa, en su discurso de cierre de la CELAC, endosó explícitamente la propuesta de Venezuela y Nicaragua de que Puerto Rico pueda incorporarse a la CELAC, como un país independiente lo cual “sería la manifestación más dramática de una América libre de colonias”, dijo Martín citando a Correa.

Otro tema que el PIP abordó entre los gobiernos miembros de la CELAC, fue el reclamo de excarcelación del prisionero político Oscar López Rivera. Según Berríos, la excarcelación de López Rivera es un asunto específico y la CELAC no tiende a bregar públicamente con asuntos específicos. Sin embargo, hizo público que prácticamente todos los presidentes con quienes se reunió favorecen la excarcelación y se comprometieron a hacer la gestión necesaria, fuera pública o privada.

Por su parte, el licenciado Dalmau resaltó que la intervención del Presidente del PIP ante la Cumbre elevó el tema de Puerto Rico a nivel continental y se logró que el problema colonial de Puerto Rico acaparara la atención de importantes medios de comunicación a nivel latinoamericano e internacional. Además, permitió que Berríos pudiera dialogar con varios jefes de estado quienes le manifestaron su interés de recibirlo en sus respectivos países. “Hoy Puerto Rico es un punto importante en la agenda de los jefes de estado de los países latinoamericanos y caribeños”, declaró Dalmau.

Sobre la designación ad honorem del licenciado Berríos como asesor especial del presidente Ortega, señaló que le abre nuevas oportunidades para tener presencia en los diversos cónclaves internacionales y constituye además un espaldarazo a Berríos y al independentismo puertorriqueño en el esfuerzo de movilizar a la opinión pública latinoamericana y caribeña a favor de la descolonización de Puerto Rico. A la vez provee un instrumento que garantiza la presencia del independentismo puertorriqueño en todos los foros relevantes de la América Latina. En ese sentido, precisó que como adelantó el presidente Ortega, Berríos estará presente en la Cumbre de las Américas, a celebrarse en abril en Panamá, a la que asistirá el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente ejecutivo del PIP, licenciado Martín, destacó que la presencia de Puerto Rico en la CELAC representa un cambio cualitativo en la naturaleza del peso que tiene el debate sobre la descolonización de Puerto Rico en América Latina. “Ahora es un tema de mayor trascendencia que de alguna manera se ha puesto en marcha camino a solución. Creo que aquí no hay vuelta atrás en el tema de Puerto Rico hasta su solución final. Cuando se examine históricamente el proceso de descolonización de Puerto Rico se verán los sucesos de la semana anterior como un verdadero punto de cambio”.

La senadora Santiago subrayó que “para el PIP este es el punto que se marca como una nueva escalada de la discusión del tema de Puerto Rico. Por muchos años hemos logrado la adopción mediante consenso de una resolución en el Comité de Descolonización de la ONU. La CELAC se había expresado ya, pero ya esto nos permite estar a otro nivel de lo que debe ser la meta mas próxima, que es que el caso de Puerto Rico durante tanto tiempo considerado en el Comité de Descolonización, dé el paso imprescindible para que llegue al pleno de la ONU”.

¿Por qué Nicaragua?

En un aparte con Claridad, Berríos Martínez respondió a la pregunta de por qué Nicaragua tuvo ese gesto de espaldarazo a Puerto Rico.

“Primero, hemos estado trabajando esto por mucho tiempo. La relación con Nicaragua es íntima. Llegué a Nicaragua en el ’89. Abriendo la escotilla todavía olía a pólvora. Mi relación con Tomás Borges, mi hermano que en paz descanse, fue muy íntima, fuimos compadres. Con Daniel es lo mismo y la compañera Rosario (se refiere a la esposa de Ortega, Rosario Murillo) que en esto es una aliada insobornable. Y quiero hacer hincapié en eso, tanto Daniel como Rosario se han portado a la altura de lo que esperaría Sandino y Don Pedro, vamos a ponerlo así. En este momento el país apropiado, el dirigente apropiado a la luz de todo lo que está pasando en el continente para hacer este reclamo, era Daniel y yo creo que todo el mundo entiende eso”.

En términos de su participación en la Cumbre de las Américas, Berríos dijo que no podía adelantar nada, pero comentó que estos cónclaves sirven para impulsar asuntos en las reuniones en cuanto a lo que sucede.

Coincidió que en términos de la participación del presidente Obama y a la luz de sus intenciones de reanudar relaciones diplomáticas con Cuba, es un momento para Puerto Rico. “Estoy seguro que algunos de los presentes harán referencia a Puerto Rico en sus discursos que serán los de jefes de estado”.

Berríos recalcó que su trabajo “será participar de la forma que adelante la independencia de Puerto Rico y ésa no es necesariamente la forma que fue en la CELAC. “Nuestro interés es adelantar la independencia de Puerto Rico y la mera presencia nuestra es una bandera de Puerto Rico. Las palabras de varios dirigentes latinoamericanos impulsarán ese proyecto. Pero qué vamos hacer específicamente no es momento de adelantar asuntos y estrategias”.

También reconoció que algunos países guardan reservas sobre la situación de Puerto Rico, ya que de alguna manera Estados Unidos sabotea este tipo de trabajo de la solidaridad. “No tengo duda alguna de que Estados Unidos intentó sabotear en la última cumbre y lo va a intentar en abril. Otros de antemano se imponen limitaciones, eso es una realidad en varios países. Tenemos que ver que hay distintos grados. Lo que ninguno se atreve hacer ante un parlamento es estar en contra de la independencia de Puerto Rico. Desde la izquierda hasta la derecha nadie se atreve a hacer eso”.