La Organización Meteorológica Mundial (OMM), perteneciente a Naciones Unidas, confirmó este lunes que 2014 fue el año más caluroso en el planeta desde que hay registros, lo que confirma la tendencia al calentamiento global.

VER: 2014, el año más caluroso

Se ha llegado a esta conclusión después de analizar los datos de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, del Centro Nacional de Datos Climáticos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA, en sus siglas en inglés) y del Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales (GISS), cuyo funcionamiento está a cargo de la NASA.

La OMM utilizó también los sistemas de predicción meteorológica más avanzados para proporcionar así un análisis complementario de las temperaturas.

Así, las temperaturas medias mundiales del aire sobre la superficie terrestre y la del mar en 2014 fueron superiores en 0,57°C.

A modo de comparación, cabe señalar que, según los cálculos de la OMM, las temperaturas de 2010 fueron superiores en 0,55°C a la media y en 2005 en 0,54°C.

Tendencia

El secretario general de la OMM, Michel Jarraud, indicó que “la tendencia general al calentamiento es más importante que la clasificación de un solo año”. “Del análisis se desprende que, en valores nominales, 2014 fue el año más cálido desde que se tienen registros.

Jarraud subrayó que 14 de los 15 años más cálidos se han producido en este siglo y prevé que “el calentamiento de la Tierra continuará ya que, debido al incremento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera y del contenido calorífico de los océanos, estamos abocados a un futuro más caluroso”.

La OMM recalcó que alrededor del 93% del exceso de energía atrapado en la atmósfera por los gases de efecto invernadero procedentes de los combustibles fósiles y de otras actividades humanas acaba en los océanos, y sin el contenido calorífico de los océanos no se entiende el sistema climático. De hecho, las temperaturas mundiales de la superficie del mar alcanzaron “niveles sin precedentes” en 2014.

Este organismo destacó que el año pasado hubo elevadas temperaturas pese a que no se dio realmente un episodio de El Niño.

En 1998, año más cálido antes del siglo XXI, las altas temperaturas se dieron a la vez que un episodio de El Niño de fuerte intensidad.

“En 2014, a un calor sin precedentes se sumaron lluvias torrenciales e inundaciones en muchos países y sequías en otros, como cabe esperar de un clima en evolución”, recalcó Jarraud.

La OMM publicó el análisis de las temperaturas mundiales de 2014 con vistas a las negociaciones sobre el cambio climático, que se celebrarán en Ginebra (Suiza) del 9 al 14 de febrero y que contribuirán a allanar el camino para que las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático adopten un acuerdo en París (Francia) el próximo diciembre.