Con mucho fervor cientos de feligreses del municipio de Comalapa, Chontales participaron en la tradicional procesión en honor a su Santa Patrona la Virgen de Candelaria, su nombre deriva de candelero o candela, que se refiere a la luz: La luz santa que guía hacia el buen camino y la redención, aviva la fe en Dios en el corazón de las familias Chontaleñas.

La misa fue impartida por Monseñor René Sandigo, a continuación palabras de Monseñor: “Hermanos/as hoy estamos celebrando la luz de Candelaria, en este Comalapa estamos como hijos de Dios unidos en un solo corazón. Esa luz que nos guiara en el camino de toda nuestra vida y que debemos llevarla en nuestros corazones en cada acto que realicemos como personas, pensado siempre en el amor al prójimo, jamás olvidemos eso, no podemos pensar de manera individual si todos somos hijos del mismo padre y de la misma madre, busquemos la reconciliación de nuestras familias, sigamos trabajando por la paz y el amor de nuestras familias”.

La señora Francisca Pérez, habitante de Comalapa expresó: “Yo desde que tengo memoria participo en estas actividades religiosas, aquí somos bastante católicos en Comalapa y siempre lo hemos sido, mi mamá y mi papá siempre me inculcaron estos valores cristianos y pues yo seguiré participando hasta que Dios me preste vida”.

“Somos un pueblo bastante creyendo, radical en nuestras creencias religiosas, aquí estamos otro año compartiendo todos y celebrando a nuestra Virgen de Candelaria, le pedimos sobre todo por la paz de nuestro pueblo y por el bienestar de todos nosotros como familia” Comentó el señor José Gaitán habitante de Comalapa.

De esta manera podemos apreciar la fe de las familias de Comalapa en un rescate permanente de nuestra cultura y tradición, unidos en el amor a su santa patrona la Virgen de Candelaria que le ha traído tranquilidad y sobre todo esperanza a este pueblo. La fe y el amor mueve montañas, la esperanza de un mundo mejor para Nicaragua ya no es una utopía es un realidad que podemos apreciar en cada paso que avanzamos juntos.