Este fin de semana, la ciudad de Diriamba dio por concluidas sus Fiestas Patronales en honor a San Sebastián. El domingo se realizó la tradicional procesión de Despedida de los Santos, donde; San Sebastián recorrió la carretera panamericana sur hasta Jinotepe para dejar en la puerta de su Parroquia al Apóstol Santiago. En el mismo sitio también fue despedida la imagen de San Antonio, San Marcos fue despedido en el sitio conocido como El Beneficio Santa Rosa; luego San Sebastián se enrumbó de regreso a Diriamba junto a San Caralampio a quien despidió en la puerta de su templo frente al reloj público.

La fe no se hicieron esperar en este extenso recorrido, desde tempranas horas de la mañana la Basílica Menor de San Sebastián se vio abarrotada de feligreses de Diriamba, Jinotepe y San Marcos, quienes luego de participar en la Misa Dominical acompañaron s sus Santos Patrones hasta sus respectivas parroquias.

Las manifestaciones folklóricas también se hicieron presente en esta singular procesión, la cual marcó el final de las Fiestas de San Sebastián; el toro huaco, las inditas, el viejo y la vieja, el macho ratón, el gigante y los diablitos de Santiago dieron colorido y vistosidad al peregrinaje que fue acompañado de miles de feligreses a quienes no les importó el viento y el intenso sol que se sentía en la carretera.

El Mayordomo de las Fiestas Patronales y la Patrona de las Fiestas de Octava también acompañaron la conocida “Despedida” o “Dejada de los Santos”. Los cabildos responsables de las imágenes participantes entonaron cantos e himnos para despedirse y agradecer por toda la atención y buena hospitalidad brindada por el pueblo católico diriambino a lo largo de estas dos semanas de festividades.

El Padre Orlando Mendoza, Cura Párroco de la Basílica Menor de San Sebastián y principal custodio de la venerada imagen agradeció a los cabildos participantes y a los párrocos vecinos por permitir que las imágenes de sus Patrones participaran de esta colorida festividad religiosa: “Hoy me siento gozoso, me siento feliz porque podemos decirle a Diriamba y a todo Carazo que cumplimos un año más, le cumplimos a Dios, al pueblo católico y por supuesto a San Sebastián. Agradezco a mis hermanos sacerdotes de las Parroquias participantes por confiar en nosotros al traer a las veneradas imágenes a esta festividad, a los cabildos y cofradías, a los devotos, a los bailes tradicionales que son bastante importantes en esta Fiesta”, subrayó el sacerdote.

“Doy gracias en nombre de la Comunidad parroquial a la Alcaldía Municipal que nos apoyó en todo lo que precisamos, al Señor Alcalde, a su Vice Alcaldesa, al Consejo Municipal, al Instituto de Cultura y al Gobierno Central, al Mayordomo y la Patrona, a los Mayordomos de los bailes; en fin, a todos porque esta es una Fiesta que hicimos todos en honor a San Sebastián Mártir”, finalizó el religioso.

Los devotos y feligreses participantes durante la última actividad de las Fiestas Patronales de Diriamba se mostraron contentos y entusiasmados por ser parte de estas manifestaciones de amor a sus Santos Patrones:“Para mí es una dicha haber participado de las Fiestas de San Sebastián, año con año vengo desde Jinotepe a acompañar a Santiago que es mi Patrón y también a rendirle honor a Guachán, es muy bonito ver como estas tres ciudades se unen con sus Santos en sus Fiestas Patronales, estos es un símbolo de comunión, un símbolo de amor y fraternidad que hay entre iglesias hermanas”, explicó la señora Rosa Ampié.

“Hoy se despiden los Santos, los amigos, que siempre participan en las Fiestas Patronales de cada uno; esto es una alegría tremenda, los bailes, los promesantes, la música, todo, todo ayuda a que las Fiestas sean muy bonitas y alegres, pero sobre todo religiosas y eso es muy bueno y dice mucho de nosotros los caraceños. Vamos con Santiago, San Marcos, San Antonio y San Caralampio que hoy son despedidos por San Sebastián terminando sus Fiestas”, dijo el señor Ignacio Siero.

Luego de despedir a sus amigos, la venerada imagen de San Sebastián retornó a Diriamba acompañado de sus devotos; por la noche hizo su entrada triunfal a su templo, los diriambinos lo recibieron con abundante quema de pólvora, el sonar de las campanas, música de viento y folklórica. Al finalizar fue colocado nuevamente en su trono de honor, lugar donde se mantiene durante la mayor parte del año. El próximo tope tradicional se realizará en el mes de enero como parte de las Fiestas Patronales de San Marcos en el Municipio del mismo nombre.