Autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), a través de una conferencia de prensa, presentaron el reporte epidemiológico del 26 de enero al 2 de febrero, indicando una significativa reducción en los cuadros epidemiológicos, además de indicar las acciones y medidas preventivas que debe manejar la población para seguir disminuyendo los casos de dengue y chikungunya.

La doctora Martha Reyes, directora de Prevención de enfermedades, señaló que en relación al comportamiento del dengue, en esta semana se han confirmado 44 casos, que en comparación al mismo periodo del año 2014 hay un 62 por ciento menos de reportes.

De los casos de Chikungunya, hasta el día viernes hay registrados 3,349 en total; otra enfermedad que el gobierno en conjunto con el ministerio de Salud está monitoreando es la leptospirosis, esta última presentó 3 nuevos casos.

En relación a la influencia, la semana pasada no se reportaron casos nuevos. En el caso de la neumonía, Reyes enfatizó que son prioridad los niños y adultos mayores, habiendo un total de 8,048 casos, siendo un 17 por ciento menos en relación con los presentados en año pasado.

La malaria que se ha registrado en algunas zonas de la Costa Atlántica y Chinandega, reporta según datos del Minsa, 10 casos, en relación al mismo periodo del año 2014 es un 36 por ciento menos, además, resaltó que las enfermedades diarreicas han disminuido considerablemente.

“Estamos realizando planes barridos en algunos Silais para el control del dengue y chikungunya, además jornadas de limpiezas en los barrios y diferentes localidades, eliminándose un total de 1 millón 10 mil 341 criaderos, se abatizó 175, 101 viviendas y se fumigaron 286,971”.

Sobre las acciones y medidas a realizar, el doctor Carlos Cruz, director de servicios de salud, externó que es importante que la población continúe constantemente eliminando los criaderos, haciendo limpieza en sus hogares.

“Es importante que participemos en las jornadas de destrucción de criaderos que estamos intensificando, siempre la última semana de cada mes; también es importante que cuidemos el abate que estamos echando en los recipientes con agua y cuidarlo para evitar que se proliferen los mosquitos”.

Resaltó que los cambios de temperatura y los fuertes vientos, pueden provocar enfermedades respiratorias.

“Debemos cuidar a los niños, a los adultos mayores para que no se expongan mucho al frío y al viento”.

Vemos con satisfacción que gran parte de la población está atendiendo el llamado que hace este Buen Gobierno y se refleja en que la neumonía ha tenido disminución, por eso instamos con medidas sencillas a proteger nuestra salud”, concluyó.