Con el objetivo de disminuir el alto índice de accidentes de tránsito la Policía Nacional se mantiene desplegada reforzando el Plan Carreteras en aquellos lugares neurálgicos donde los registros señalan que hay mucha accidentalidad con víctimas fatales.

Entre las zonas que destacan por su peligrosidad está la Carretera Norte. A lo largo de esta vía se puede observar un gran contingente de unidades policiales regulando el tránsito, verificando los documentos de los conductores y reiterando el llamado al respecto a la Ley 431 o Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito.

Durante una visita al Empalme de San Benito, donde permanentemente hay unidades reguladoras, el Comisionado Edgar Sánchez, Jefe de Prevención y Seguridad Vial de la Policía, explicó si bien este sector es prioritario, hay un total de 78 patrullas distribuidas en 780 kilómetros de vías principales en todo el país.

“Hoy nos dispusimos trabajar aquí en este plan operativo dada la alta ocurrencia de los accidentes que tiene la Carretera Norte, y más en esta intersección (San Benito) que es por donde sale la mayor parte de los vehículos que vienen de los distintos departamentos”, señaló Sánchez.

Para la Policía Nacional el exceso de velocidad es un factor que incrementa la posibilidad de un accidente.

El Comisionado Ángel Solís, Jefe de la Sub delegación de San Benito, destacó que por este motivo fue que se ubicaron reductores de velocidad en este sector. Afirmó que aún así hay muchos conductores que hacen caso omiso a los reductores por lo que a los agentes se les ha orientado aplicarles la ley y realizar una labor educativa enmarcada en que solo con una actitud responsable al volante se podrán disminuir las muertes en las carreteras nicaragüenses.

Solís destacó que los viernes y los lunes son días cuando se refuerza este plan dado que se incrementa el número de vehículos sobre la carretera norte. Los días de semana, por su parte, la prioridad es el transporte internacional de carga, de ahí que se ubican patrullas en lugares estratégicos para indicarle a los conductores tanto nacionales como extranjeros que deben tener precaución dado que la carretera es conocida por el alto número de accidentes.

Los conductores consultados se mostraron de acuerdo con el plan, debido a que una sola persona que ande al volante irresponsablemente puede ocasionar una tragedia.

“Está muy bueno para evitar accidentes. Nosotros venimos de Jinotepe, Carazo, y esto nos garantiza que no nos vaya a matar un bandido (que ande manejando) picado (en estado de ebriedad)”, refirió el conductor Federico Matus.