Con una procesión por las principales calles de la ciudad y reiterando el compromiso de continuar con su legado, la Comunidad Salesiana de Masaya inició este sábado las festividades conmemorativas del bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco, un santo de la Iglesia Católica conocido por su compromiso con la educación de los jóvenes.

En la procesión la imagen de Don Bosco iba acompañada por estudiantes, padres de familia, maestros, sacerdotes del Colegio Salesiano, y por cientos de fieles devotos que reconocen en Don Bosco un ejemplo para la juventud de Nicaragua y el mundo.

“Es una bendición de Dios el nacimiento de Don Bosco”, expresó el maestro Carlos Elías Pérez, quien aseguró que en el Colegio Salesiano los jóvenes son educados no solamente académicamente sino bajo los valores y principios que tanto promovió el fundador de esa orden religiosa.

La joven Patricia Castro es parte del movimiento pastoral Don Bosco y destacó que efectivamente ellos están entregados a labores sociales en reconocimiento a lo que representó este santo.

“Nosotros visitamos diferentes comunidades. San Juan Bosco dijo: Jóvenes educando a otros jóvenes, entonces nosotros como jóvenes nos capacitamos para transmitir el mensaje a otros”, indicó Castro.

El padre Dante Gaspera, miembro de la comunidad salesiana de Nicaragua, expresó que ellos tienen presencia en más de 100 países del mundo, estando en Nicaragua desde1912 dando su aporte en la educación de la juventud.