El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta), realizó este fin de semana una gira de campo en diferentes fincas de Posoltega, para compartir con productores y dueños de hatos ganaderos un moderno sistema silvopastoril.

Especialistas de esta institución, presentaron a los productores el Pasto Cuba 715, el cual produce 35 toneladas de forraje verde por manzana (con 6 cortes por año), y es resistente a altas temperaturas y agradable al ganado.

Los técnicos del Inta también compartieron la tecnología leguminosa llamada Cratylia, o plantas que producen una gran cantidad de forrajes con una significativa calidad nutritiva para el hato.

El compañero Juan de Dios Pastora, Especialista e Investigador del Programa de Ganadería, INTA, Región II, durante el día de campo indicó que este sistema pastoril es amigable con el medioambiente, y proporciona alimento necesario al ganado en tiempos de sequía.

“Estos componentes los estamos promoviendo a nivel de las fincas de los productores, que tengan sus pastos de cortes, leguminosas forrajeras, interactuando con la parte arbórea que ya se tienen en sus tierras”, explicó.

Expresó que el moderno sistema forrajero da la oportunidad a los productores que puedan conservar alimento para el ganador durante largos periodos de sequía; tomando en cuenta que este es uno de los grandes problemas actuales de la ganadería al enfrentar el cambio climático.

“El cuello de botella que tienen los nicaragüenses, es que en el invierno hay pastos de sobra, pero apenas entra el verano el pasto se deteriora rápidamente y no hay pasto. Tienen que comprar melaza que les sale más caro, y los animales pierden rápidamente peso. La producción de leche se detiene”, detalló el experto.

Productores se capacitan

En este sentido, los productores del municipio de Posoltega (Chinandega), agradecieron al Gobierno que lidera el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, al brindarles capacitaciones y asistencia técnica a través del INTA, para mejorar sus trabajos en la zona.

“Lo importante es que estamos recibiendo estos nuevos aprendizajes, con nuevas tecnologías. Y estamos mejorando mucho. Nos sentimos satisfechos, porque el Inta nos ha dado mucha escuela”, sostuvo Ramiro Bustamante, productor de la comarca San Benito en Posoltega.

La compañera Ana María Acuña, Delegada del INTA, Región II, indicó que el nuevo sistema silvopastoril será compartido en todas las Fincas de Investigación e Innovación Tecnológica instaladas en todo el país.

“Del 26 de enero hasta mayo, estaremos impartiendo capacitaciones. Estaremos capacitando para preparar la alimentación, recolecta de frutos secos, árboles y leguminosas; promoviendo la protección a la Madre Tierra con los sistemas silvopastoriles”, informó.

La especialista del Inta aseguró que el nuevo modelo lo estarán compartiendo con unas 900 familias de los 153 municipios de Nicaragua; donde además se estarán estableciendo 21 bancos de semillas de pastos mejorados, como una forma de contribuir al desarrollo de la agricultura y ganadería locales.