La inseguridad jurídica e incertidumbre, ha llegado a su final para 150 familias del barrio Marvin Salazar, de San Benito, Tipitapa, quienes hoy tienen en sus manos los documentos que les acreditan como legítimos dueños de sus propiedades.

Este proceso de restitución de derechos está siendo llevado a cabo por muchachos y muchachas de la Promotoría Solidaria con el acompañamiento de la Procuraduría General de la República, todo esto en cumplimiento del mandato del Gobierno Sandinista de ir poco a poco resolviendo los problemas de propiedad heredados desde los gobiernos neoliberales.

Al ver llegar a la Promotoría Solidaria, las familias protagonistas de este programa expresaron su emoción y agradecimiento por este sueño que finalmente se les está haciendo realidad.

El caso de la joven Milady Montoya, refleja un poco el sentimiento de cada una de estas personas, que ven en esos documentos un futuro mejor para sus hijos.

“Este título me garantiza el patrimonio para mi pequeño hijo. Con esto ya puedo empezar a construir un hogar para darle seguridad a mi familia”, dijo Montoya.

Esta joven aseguró que durante mucho tiempo le tocó andar alquilando junto a su familia ante la imposibilidad de tener un lugar estable donde vivir.

“Hoy me siento muy feliz ya que nuestro Presidente se preocupa del bienestar de nosotros”, subrayó.

Efectivamente lo que más agradecen estas personas es la seguridad que les está dando el Gobierno de que nunca nadie podrá quitarles sus casas.

“Ya me siento diferente. Estoy contenta de recibir mi título. Ahora me siento más segura. Yo tenía el respaldo de un certificado pero ahora que ya me entregaron el título me siento más alegre”, expresó María Nicolasa Polanco, otra de las mujeres que recibió el título de propiedad por parte de la Promotoría.

En este barrio habitan muchas familias cristianas-evangélicas, de tal manera que catalogan este documento como un regalo que Dios les envía a través del compromiso del Gobierno.

“Gracias al Presidente Daniel y a doña Rosario Murillo (Coordinadora del Consejo de Comunicación) que me han brindado el cariño de darme este tuquito de terreno”, señaló Olivia López, elevando al cielo sus oraciones para que Dios siga derramando bendiciones sobre Nicaragua.