A pocos días de celebrar el 89 aniversario natal del Cardenal Miguel Obando y Bravo en Nicaragua, monseñor Eddy Montenegro destaca el papel protagónico que Su Eminencia ha desarrollado a lo largo de su vida a favor de las familias nicaragüenses y de instalar la Paz en Nicaragua.

“Él ha jugado y ha dado un papel que el Señor le puso desde que lo llamó para ser sacerdote, y luego como Arzobispo de Managua también aportó todo lo que desde el Evangelio Jesucristo pide a los ministros de su Iglesia para buscar y construir la Paz”, valoró Montenegro.

El sacerdote recordó que el Cardenal Miguel Obando estuvo presente en diferentes situaciones que marcaron el destino del país.

“Le tocó mediar para poder construir la Paz entre todos los hermanos nicaragüenses, cosa que se logró. Luego también la reconciliación que hubo en ese momento por el 2003 entre la Iglesia y el Estado que colaboró para que se diera más estabilidad para lo que hoy vivimos en nuestro país, que es buscando como vencer la pobreza y desarrollarnos más para el progreso de las familias nicaragüenses”, indicó.

Además recordó que ya sea en acontecimientos políticos o de otra índole como desastres naturales, el Cardenal Miguel ha estado acompañando el caminar del pueblo nicaragüense.

También destacó la relación de amistad que el Cardenal Miguel Obando sostuvo con el Santo Padre Juan Pablo II, quien visitó en dos ocasiones el país.

Explicó que el Cardenal se desempeñó dentro de la Curia Romana, “colaborando con las comisiones que se forman y que por gracia de Dios desempeñó siempre buscando el bien de la iglesia universal, tratando de que la iglesia iluminara la humanidad con una serie de documentos que no solamente vinieron a fortalecer la fe de nuestros pueblos, sino que también a la búsqueda de la Paz mundial. El Cardenal estuvo involucrado en todas las comisiones que ayudaron a caminar a la iglesia en ese momento”.

Humilde y comprometido con el pueblo

Montenegro refirió que el Cardenal siempre practicó una política de puertas abiertas con todos los sectores del país.

“Por la Curia y su oficina desfilaban todos los estratos sociales en búsqueda muchas veces de un consejo espiritual, otras veces buscando cómo trabajar por la Paz en Nicaragua, ahí vimos pasar a toda la sociedad nicaragüense siempre tratando de buscar el equilibrio”, mencionó.

Además, “ese pastoreo que tuvo en comunidades que recorrió en Nicaragua, esa cercanía al pueblo le dio a los nicaragüenses la certeza que como pastor estaba dispuesto a colaborar para buscar la paz entre todos”.

“La población a través de los años le reconoció al Cardenal ese papel que jugó en la búsqueda de la construcción de la paz y su cercanía a todos los acontecimientos del pueblo, en la alegría y las tristezas del pueblo ahí estaba el Cardenal Obando”, explicó.

Finalmente, Montenegro señaló que en los últimos años se ha visto al Cardenal Miguel, acompañando al Presidente Daniel y a la Compañera Rosario Murillo, en la entrega de Plan Techo, Títulos de Propiedad y otros programas de gobierno que son importantes para las familias nicaragüenses porque ayudan a construir la Paz.

“Lo vimos llevando el plan techo y otros programas en diversidad de ciudades de Nicaragua, sobre todo acompañando para que se le restituyera los derechos ósea que llegara la justicia social a los nicaragüenses en los municipios y departamentos de nuestra patria”, aseguró Monseñor Eddy Montenegro.