Durante una entrevista exclusiva realizada por teleSUR, reconoció la lucha que han tenido que llevar adelante los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, para enfrentar a los poderes con intereses económicos.

“El presidente Chavez en Venezuela no estaría hoy en el poder si su pueblo no le hubiera apoyado cuando esas fuerzas oscuras hicieron su golpe de Estado para derrocarlo. Nosotros también sabemos que aquí se enfrenta un pasado oscuro con un futuro de esperanza (…). Nuestros opositores más grandes no son Samaras (Georgios) y Venizelos (Elefterios), nuestros opositores son las fuerzas del poder financiero del capital bancario”, señaló.

Consideró acertada la decisión tomada por el mandatario venezolano de nacionalizar “las fuentes naturales de producción” en el país suramericano.

Por otra parte, Tsipras destacó la importancia de contar con el apoyo del pueblo de ese país y de toda Europa para comenzar a ejecutar cambios importantes a nivel económico que impactarán en la calidad de vida de los ciudadanos

“Si no tenemos al pueblo con nosotros no podemos dar pasos hacia adelante. Pero si tenemos el apoyo del pueblo estamos seguros que ganaremos, América Latina es un ejemplo luminoso”, dijo.

En este sentido, el líder presenta la propuesta de desechar el “memorándum”, un plan de rigor sellado con los prestamistas internacionales a cambio de una masiva ayuda internacional que ronda los 347 mil millones de euros.

Reconoció grandes similitudes con la vieja América Latina en el manejo que ha hecho el FMI de la crisis de la deuda en Grecia. Recordó que las recetas impuestas fracasaron en la región latinoamericana, donde los gobiernos prefirieron un camino distinto.

“Por muchos años estuvieron en Brasil, Argentina, Venezuela, siguieron la misma receta neoliberal de medidas de shock que aplicaron aquí. Estas medicinas en ambas partes están caducadas (…) la aplicaron, fallaron, pero ahora la traen a Grecia. No solo no han salvado al paciente sino que lo han empeorado. El remedio fue peor que la misma enfermedad”, reclamó.

Dijo que los vientos de cambios han comenzado a sentirse en Europa tras el triunfo del izquierdista, François Hollande, como presidente de Francia. Aunque aseguró que falta mucho camino por recorrer para superar la crisis causada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los empresarios que durante años se embolsillaron las ganancias producidas en Grecia.

“En Europa ha comenzado a soplar un viento de cambio sobre todo a través de los movimientos y la resistencia de los ciudadanos europeos. En los gobiernos vemos que hay incomodidad, en otros gobiernos hay persistencia hacia los mismos errores. En otras como en Francia, tras la salida de Sarkozy y la llegada de Hollande, hay un constante movimiento, pero que todavía no es capaz de realizar grandes cambios”, señaló a teleSUR.

LAS MEDIDAS DE AUSTERIDAD NO SON LA ÚNICA SALIDA

Aunque el candidato de izquierda a las elecciones en Grecia no apoya la salida de ese país de la Eurozona, insistió en la necesidad de que el pueblo entienda que las medidas de austeridad puestas en marcha no son la única salida.

Plantea entonces “un plan nacional de reconstrucción que va a reemplazar el memorándum”. Para ello prevée la nacionalización del sistema bancario y “como siguiente paso su socialización a través de un control público social con transparencia”.

Abogó además por un nuevo rol que debe asumir el Banco Central Europeo (BCE).

“La solución al problema de Grecia y la UE (Unión Europea) se puede encontrar a través de un nuevo rol del BCE, a través del eurobono y a través de una reunión multilateral europea sobre la deuda”.

“Una parte de nuestra deuda se va eliminar, otra parte se pondrá sobre el control de BCE o bajo el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera”, detalló.

Dijo que durante su gestión de gobierno “los mercados van a entender que no son ellos los que tienen el control sobre esta situación” y que es la política la que controla los mercados.

Aseguró que las estrategias a implementar tendrán como prioridad brindar “protección” a “los más débiles” y la creación de un Estado social.

LLAMADO AL PUEBLO A NO DEJARSE MANIPULAR


A través de la pantalla de teleSUR, Alexis Tsipras, hizo un llamado al pueblo de Grecia a no dejarse llevar por el “terror mediático” que intentan generar los sectores opositores, que insisten en aplicar las mismas medidas que han acercado al abismo a Grecia y a otros países de Europa.

“Creo que si no fuera por el miedo, el terror mediático, que es el arma más fuerte de nuestros políticos enemigos, estas elecciones serían para nosotros un paseo”, aseveró.

El líder del movimiento de izquierda Syriza lamentó la situación que atreviesa Grecia y la Unión Europea, gracias a la puesta en marcha de políticas neoliberales impuestas por el FMI.

“Todos esos años de desarrollo, los años un poco antes y un poco después de la entrada al Euro no dejaron ninguna reserva social, (..) Entonces ¿dónde se destinaban todos esos números positivos de desarrollo? Se hicieron ganancias en los bolsillos de empresarios, banqueros, a algunos personajes que estaban involucrados con el sistema político y tenían bajo su control los medios de comunicación en el país, a todos los que nos gobernaron durante décadas y encontraron su oportunidad en la crisis de deuda, en el memorándum, para aprobar unas de sus ideas más locas”, denunció.

Este domingo se realizarán en Grecia las elecciones generales tras fracasar en mayo el último intento por formar un Gobierno de consenso.