Brigadistas del Centro de Salud Sócrates Flores, del Distrito II de Managua, la mañana de este jueves se dieron a la tarea de continuar desarrollando la intensa jornada de abatización y fumigación en más de 300 viviendas del barrio Monseñor Lezcano.

Esta jornada de fumigación y abatización responde necesariamente a las medidas preventivas que continúa aplicando el Ministerio de Salud (Minsa) en el combate y eliminación del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya en el país.

“Estamos en la primer jornada de eliminación de criaderos transmisores de lo que es el dengue y chikungunya, tenemos un total de nueve brigadistas programados para toda el área, entonces son programadas a visitar 360 viviendas en toda la jornada del día, el área se compone de 15,266 viviendas y así vamos en avanzada con los muchachos”, explicó José Rojas Lira, coordinador de brigada del Centro de Salud Sócrates Flores.

Rojas reiteró el llamado de la institución hacia la población a cooperar y participar activamente en esta lucha que el Gobierno ha emprendido contra el dengue y el chikungunya a través del Minsa, permitiendo el ingreso de los brigadistas a sus casas para que estos abaticen y fumiguen todos los rincones que podrían convertirse en criaderos del mosquito.

“Nosotros hacemos el llamado que nos ayuden porque en esas viviendas puede haber criaderos que les afecta a ellos mismos y a los demás pobladores. Les hacemos el llamado que es por el bien de toda la población y de ellos mismos a la vez”, puntualizó.

Ulda Hamilton certificó que estas jornadas son muy beneficiosas para garantizar la salud de toda la población, ante lo cual es necesaria la participación y cooperación de los nicaragüenses abriendo las puertas de sus humildes viviendas para que los brigadistas realicen el trabajo necesario que contribuya a la eliminación de los mosquitos.

“Bien que anden fumigando para los zancudos, para que no estemos enfermos en el barrio, (pero también nosotros) que tengamos limpio el patio y que botemos la basura, chatarras viejas, es importante que se deje entrar a los brigadistas para que fumiguen la casa”, dijo Blanca Rosa Flores Pérez.

Rosa Adilia Zamora afirmó que es muy importante que todos participemos y no neguemos la entrada de los brigadistas a nuestros hogares, pero también colaboremos manteniendo limpias nuestras casas, desechando todo aquel recipiente que no ocupemos y que podría acumular agua y por ende ser un potencial criadero de mosquitos.

“Todos debemos participar y dejar entrar a los brigadistas porque el mal nos lo hacemos todos si no colaboramos. Yo mantengo limpio el patio, no mantengo charcas ni aguas destapadas, porque debemos buscar como no nos pique ese zancudo”, añadió Zamora.