Para el diputado sandinista, José Figueroa, el Comandante Daniel Ortega tuvo una actitud muy digna durante su participación en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), realizada en Costa Rica.

Aseguró que en esta el Comandante Daniel dejó claro que el Presidente costarricense, Luis Guillermo Solis, no tenía derecho a criticarle a Nicaragua su decisión de cederle la palabra al representante de los independentistas puertorriqueños (Rubén Berríos) aduciendo problemas de procedimiento.

“Fue una respuesta correcta, una respuesta digna”, manifestó.

Para el legislador esta era una decisión soberana de Nicaragua y por tanto estaba en su derecho de que Rubén Berríos “expusiera la situación de Puerto Rico” ante los demás mandatarios de la región.

Figueroa sostuvo que en la Celac quedó demostrado también que el presidente tico no tiene criterio y por tanto no hizo honor a la presidencia pro témpore que había asumido.