El Gobierno de Nicaragua y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron este jueves un acuerdo de financiamiento no reembolsable de 3.6 millones de dólares para apoyar las acciones del Ministerio de Salud (Minsa) en temas relacionados a la reducción de la mortalidad materno-infantil en 19 de los municipios más pobres del país.

Estos municipios son San José de Bocay, El Cuá, Wiwilí, Santa María de Pantasma, San Sebastián de Yalí, Waslala, Rancho Grande, Tuma-La Dalia, Matiguás, Terrabona, San Dionisio, Puerto Cabezas, Prinzapolka, Waspán, Siuna, Bonanza, Rosita, Mulukukú y Bocana de Paiwas, ubicados en los departamentos de Matagalpa, Jinotega y la Región Autónoma del Atlántico Norte.

El programa de salud a ejecutarse en estos lugares contempla un fondo de 5.4 millones de dólares, del tal manera que el Gobierno de Nicaragua está haciendo un aporte de 1.8 millones.

Cabe señalar que los recursos otorgados por el BID para apoyar este esfuerzo gubernamental provienen del Reino de España, la Fundación Gate y la Fundación Slim.

El Representante del BID en Nicaragua, Carlos Melo, aseguró al firmar el convenio que la salud es uno de los pilares del desarrollo, de ahí la importancia de llevarla a aquellos sectores más frágiles de la sociedad.

Refirió que el año pasado Nicaragua recibió un reconocimiento a la labor realizada en pro de la niñez y las madres, por lo que este nuevo aporte va a permitir consolidar los esfuerzos ya realizados.

La Ministra de Salud, Sonia Castro, señaló para la ejecución de la primera parte de este programa de el país se comprometió con el cumplimiento de 190 indicadores en materia de salud materna e infantil.

En este sentido, Castro explicó que en estos 19 municipios básicamente se estarán trabajando los temas de fortalecimiento del plan parto, el protagonismo de la población en la restitución del derecho a la salud, el fortalecimiento de las parteras, los bonos de transporte a las mujeres que serán atendidas en las casas maternas, el equipamiento de los puestos de salud, la alimentación en las casas maternas, y el fortalecimiento de las jornadas de vacunación.

Por su parte el Ministro de Hacienda Iván Acosta, agradeció este apoyo y recordó que para asegurar el futuro de un país la principal inversión que se debe hacer es en la niñez y la mujer.

Subrayó que si bien este proyecto va dirigido a 19 municipios, el modelo de salud comunitaria que ejecuta el Gobierno llega a todo el país.