Unas 80 familias que habitan en las comunidades rurales El Camarón, El Pedernal y Los Camastros, se convirtieron en protagonistas del programa de electrificación comunitaria que el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) viene impulsando en todo el país.

Estas localidades pertenecen a la comunidad indígena de Veracruz en el municipio de Rivas, invirtiéndose unos 2 millones de córdobas para la instalación de 4.06 kilómetros de redes eléctrica que por primera vez llevaron energía a las 80 viviendas donde habitan 400 personas.

Para todas estas familias, atrás quedaron más de 40 años de vivir en la oscuridad y hoy sus habitantes consideran que este proyecto eléctrico, es el punto inicial de desarrollo para todos, pues en pocas semanas iniciara un programa de agua y saneamiento que ejecutará el Fondo de Inversión Social y Emergencia (Nuevo Fise).

El pastor evangélico Santos Baltodano, indicó que este proyecto se hizo posible gracias a Dios y a la voluntad del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, de llevar bienestar y desarrollo a las comunidades más pobres del país.

“Es un gusto, una alegría tener y ver los postes, las instalaciones eléctricas y se nos ha hecho realidad el 25 de enero el sueño de tener luz eléctrica. Es mucha ventaja tener electricidad, podemos poner un negocio, una ventecita para ayudarnos”, refirió Baltodano.

“Ahora si nos podemos alumbrar, antes era con candiles y estamos agradecidos porque pudimos ser beneficiados con este proyecto de energía eléctrica y aunque ahora no tenemos nada, tenemos la esperanza de podernos comprar un televisor para que los muchachos miren sus muñecos y una plancha para desarrugar la ropa”, manifestó Ada Luisa Muñiz Pavón, que estaba acompañada de sus [email protected]

Emilia García que vive en la comunidad Los Camastros, ahora se levanta todos los días a las 4 de la madrugada y dice que lo hace con total seguridad, pues la mayoría de sus vecinos ya tienen encendidas las bujías ahorrativas que Enatrel les instala en sus viviendas.

“Quiero comprar una refrigeradora para vender gaseosas, helados, hielo, eso es mis planes y también una plancha para que mi marido no se vaya ajado a su trabajo en Rivas, que se vaya más decente”, señaló doña Emilia.

Uno de los principales protagonistas de la electrificación rural son los jóvenes estudiantes, en el caso de Juana García, hija de Emilia, antes hacia sus tareas con la ayuda de un candil, pero eso cambio desde que tiene energía eléctrica.

“Antes me llenaba de humo de candil y ahora eso cambio, enciendo la bujía y puedo estudiar, mi padre me prometió comprar un pequeño televisor, eso me tiene animada y contenta, gracias al gobierno del comandante Daniel que nos trajo la electricidad”, dijo Juanita.

El compañero Domingo Cáceres, director de transmisión de ENATREL, manifestó que dentro de muy pocos meses se podrá declarar al departamento de Rivas como una zona con cobertura total de energía eléctrica, actualmente esta región tiene un 91%.

Cáceres indicó que el programa de electrificación comunitaria es de alta prioridad para el gobierno, porque llevar energía eléctrica a una comunidad, significa llevar desarrollo y con ello se mejoran los niveles de vida de las familias.

Enatrel además de construir la red eléctrica, también realiza instalaciones individuales en cada uno de las viviendas protagonistas.

“Si cada dueño de vivienda de estas comunidades invirtiera de su dinero para poder tener energía eléctrica, tendría que sacarse unos mil 100 dólares, algo muy difícil para estas familias y es por eso que el gobierno de nuestro comandante Daniel Ortega, prioriza a las familias pobres, les ayuda a salir adelante con los programas”, habló Cáceres.

En Rivas se trabaja en 14 comunidades rurales para instalar energía a unas 341 viviendas donde residen 2 mil 62 personas. Se instalaran 38.4 kilómetros de redes. En el periodo 2015-2016 Enatrel se ha propuesto llevar electricidad a 193 mil viviendas para protagonismo de un millón 200 mil personas.