Una mañana que parecía tranquila se convirtió en una pesadilla en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, en la Ciudad de México. Las llamas y el humo rodearon la zona después de que una pipa de gas explotara: siete personas han perdido la vida y 22 niños y 32 adultos están heridos. Debido a la magnitud de la tragedia, la cifra de muertos podría aumentar.

Los servicios de emergencia se activaron de inmediato. El jefe de gobierno de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera se movió para llegar cuanto antes al lugar y ahí, después de ordenar una primera inspección, informó que 54 personas tienen heridas. Primero comento que ninguno de ellos estaba grave y que entre los restos se había encontrado el cuerpo de una mujer con quemaduras de segundo grado en el 90% de su cuerpo. Minutos después la cifra de muertos fue subiendo como la espuma.

Las principales heridas de las víctimas, que ya se encuentran hospitalizadas, fueron provocadas por los cristales que se cayeron cuando retumbó todo el lugar. Otros tienen quemaduras aunque no han explicado su gravedad.

La explosión se escuchó tan fuerte, que a varias millas de distancia pudieron oirla.

La zona está acordonada para alejar a los curiosos y evitar otra tragedia. Al mismo tiempo, los integrantes de Protección Civil trabajan contra reloj para buscar a las personas atrapadas. Perros entrenados ayudan en la búsqueda.

"Es una situación delicada, es la explosión de una pipa de gas que abastecía al hospital, al parecer de bajo mantenimiento. Hay muchos lesionados. Tenemos menores que están atrapados entre los escombros y estamos haciendo lo posible para ayudarlos, dijo Adrián Ruvalcaba, jefe de gobierno de Cuajimalpa.

Además alrededor de 180 elementos de la policía federal participan en las labores de rescate. Nadie sabe qué pasó, ni cómo fue, solo se sintió como retumbaba la tierra.

"La pipa estaba abasteciendo al Hospital Materno Infantil. Se reventó la manguera y eso provocó la explosión", reportó el periodista Carlos Loret de Mola en su noticiero Primero Noticias.

Los bomberos luchan por apagar el incendio. Helicópteros sobrevuelan la zona mientras que otras pipas, ambulancias y varios policías se unieron a los trabajos de rescate.

No sólo el lugar fue evacuado, los terrenos aledaños y una escuela fueron desalojados.

El hospital sufrió daños en un 30% en la estructura por la explosión, según Mancera.

"Hay afectación e las estructuras y hay que valorar qué parte podría funcionar o qué no", explicó.

Las imágenes de las televisoras locales muestran la ruina en la que quedó el área: pedazos de concreto, alambres, barrotes y algunas llamas son muestra de los daños que ha dejado esta tragedia.