Desde tempranas horas de la mañana de este miércoles, familias que habitan en diez barrios del Distrito II de Managua, recibieron de manos de la Secretaria del Concejo Municipal de la Alcaldía de Managua, compañera Reyna Rueda, láminas de zinc y clavos, como parte del programa Plan Techo que ejecuta año con año el gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Desde inicios del 2015, más familias son beneficiadas con este programa que viene a generar tranquilidad y a mejorar las condiciones en sus viviendas.

“Se están entregando cien láminas más por semana. Estamos hablando que se duplicó la entrega en este 2015, son 500 planes techo los que se entregarán semanal. Nuestro gobierno sigue cumpliendo a nuestro pueblo, priorizando siempre los casos más delicados que tenemos en cada distrito”, indicó la compañera Reina Rueda, Secretaria del Concejo Municipal.

Monseñor Eddy Montenegro Avendaño, recordó que este distrito aglomera viviendas que tienen más de 30 años de haber sido construidas, ya que son parte de lo que se conoce como la vieja Managua.

“Estamos nuevamente en el inicio del 2015 con el plan techo en el distrito dos de la capital, uno de los distritos más antiguos que encierra todo lo que era la vieja Managua. Este plan techo contribuye a que sigan mejorando su vivienda que eso redunda en el beneficio de la salud de los que lo reciben y siempre notamos la alegría y el gozo que muestran”.

Más de dos décadas sin cambiar el techo de sus viviendas

La señora María del Carmen Mendoza, aseguró que “me siento contenta porque ya no va haber lluvia que me moje mi casa, voy a cambiar el techo, lo voy a reparar. Unos 25 años de no cambiar el techo, cuando nos urbanizaron el barrio recuerdo que todavía volvimos a poner el mismo techo, imagínese cómo estará, pero ahora pacientemente esperamos y nos cumplió nuestra compañera Rosario y el presidente Daniel”.

Luzmilda Salgado, quien recibió del gobierno sandinista sus diez láminas de zinc más los clavos, manifestó sentirse feliz porque ahora ya no se pasará el agua dentro de su casa.

“Me puse contenta porque ya no me voy a mojar y voy a poder reparar mi techo. Muy bueno que hace el gobierno de darnos esas láminas de zinc porque así ya no nos mojamos y esas láminas son caras y no están al alcance de nuestro bolsillo”.
Personas de la tercera edad, madres solteras y hombres y mujeres con discapacidad fueron priorizados en esta nueva entrega.

"Agradeciéndole principalmente a Dios, al presidente por alivianarnos con este zinc porque muchos lo necesitamos. Para el que tiene dice que esto es una nada, pero para los que no tenemos es bastante”, dijo el adulo mayor Sebastián Fuentes Mendoza.