El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao), Jośe Granziano Da Silva, entregó este miércoles el plan para erradicar el hambre y la pobreza a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), durante la III Cumbre Presidencial del bloque de integración que se celebra en Costa Rica.

"Construyendo juntos es el lema que nos reúne acá, el hecho de la seguridad alimentaria y nutricional es uno de los pilares sobre la cual ustedes han decidido construir juntos", expresó Da Silva.

Indicó que América Lartina América Latina fue el primero en tomar conjuntamente como iniciativa erradicar el hambre en el mundo. "Es una meta audaz pero no es un sueño imposible" resaltó el representante debido a los objetivos logrados por 14 países de la región que ya alcanzaron la meta de recudir a la mitad la proporción de personas con hambre.

Sin embargo indicó que aún la batalla no esta ganada, según las últimas estimaciones del Fao 37 millones de personas latinoamericanas y caribeñas siguen con hambre, es por esta razón que impulsan este Plan de erradicación que establece cuatro puntos focales.

Más de 70 millones son indigentes agregó e indicó que estos números se deben bajar y para ello"necesitamos un compromiso político fuerte, más solidaridad y cooperación Sur-Sur entre países de las regiones, así como también poner en practica las herramientas para transformar el compromiso y la solidaridad en acciones concretas".

Este plan fue solicitado a la Fao en la II Cumbre de la Celac, celebrada en la Habana enero 2014 , y en su elaboración participaron La Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Da Silva agregó que dicho plan posee cuatro pilares: la coordinación de estrategias y fortalecimientos de marcos institucionales, la busca del acceso a alimentos suficiente nutritivo para todas las personas fortaleciendo una protección social y el mercado al trabajo; asimismo promueve el rol central de la agricultura familiar, defender la ampliación de programas de alimentación escolar y de atención de todas formas de manutención desde la subalimentación hasta problemas de obesidad.

Estos últimos casos referidos por el problema de países crecientes en ingreso mediano en donde es implementada una mala ingesta de nutrientes por el consumo de comida rápida.

Resaltó que el último pilar se refiere a la manutención a la estabilidad de producción frente a los impactos del cambio climático.

Este plan tiene como objetivo ser un importante "instrumento de trabajo para acelerar la llegada del futuro que queremos un futuro sin hambre y sin pobreza extrema".