La popular aplicación Waze, con actualizaciones de tráfico, informes de accidentes, advertencias de peaje y con una gran cantidad de datos en tiempo real, esta en la mira de los policías en Estados Unidos, quienes están haciendo una campaña para presionar a Google a fin de que desactive una función en su aplicación de monitoreo de tráfico que advierte a los conductores cuando hay policías cerca.

Los quejosos alegan que Waze, una de las aplicaciones de tráfico más populares, podría poner en peligro a los agentes ante aquellos potenciales asesinos que busquen atacar a oficiales.

Waze, que Google Inc. compró por 966 millones de dólares en 2013, combina la navegación GPS con las redes sociales. Cincuenta millones de usuarios en 200 países recurren al servicio gratuito de orientación del tráfico en tiempo real y que advierte sobre problemas de congestión, accidentes, radares o cámaras de tráfico, zonas de construcción, baches, vehículos atascados o condiciones climáticas peligrosas.

Para Sergio Kopelev, un policía de reserva en el sur de California, Waze también es una aplicación que potencialmente permite acechar a quienes hacen cumplir la ley.

No hay conexiones conocidas entre ataques contra la policía y Waze, pero agentes como Kopelev creen que sólo es cuestión de tiempo.

Aunque esta característica ha existido desde la época que Waze se lanzó en el 2008, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley están cada vez más preocupados por él desde que agentes de la policía de Nueva York fueron asesinados a tiros en diciembre. El tirador, Ismaaiyl Brinsley, al parecer no utilizó Waze para localizar a los dos oficiales que mató (porque no llevaba su teléfono inteligente durante unas horas antes de su ataque), pero él hizo uso de la función de policía de seguimiento de Waze durante diciembre e incluso publicó capturas de pantalla de la misma a su Instagram.

La portavoz de Waze Julie Mossler dijo que la compañía está muy atenta a los asuntos de seguridad. Dijo que Waze trabaja con el Departamento de Policía de Nueva York y otros cuerpos similares en todo el mundo para compartir información. Google declinó hacer comentarios.