Con el fin de verificar el buen estado de los vehículos encargados del traslado de niños y niñas a sus respectivos centros educativos, la Policía Nacional a través de la Dirección Nacional de Tránsito y el Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), iniciaron este lunes la Inspección Técnico-Mecánica del Transporte Escolar.

“Nosotros hoy estamos iniciando este proceso de inspecciones al transporte escolar, tomando en cuenta lo sensible que es para nuestro país el estudiantado, entonces a partir de este momento vamos a iniciar simultáneamente en todo el país este proceso de inspecciones, donde vamos a inspeccionar durante este primer semestre 921 unidades de transporte escolar y en los meses de agosto y septiembre estaremos haciendo la segunda inspección, dado que la Ley para Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito establece que este tipo de servicios debe ser inspeccionado dos veces al año, es decir cada seis meses”, expresó el Comisionado Mayor Luis Valle Corea, subdirector de Tránsito Nacional de la Policía Nacional.

El jefe policial aseguró que este proceso de inspecciones se está realizando en el marco del Plan Nacional de Inspección Técnico-Mecánica Vehicular de Nicaragua, que contempla la revisión de más de 150 mil vehículos en todo el país, entre ellos los servicios especiales que comprende el transporte escolar, el transporte selectivo de pasajeros, el transporte colectivo de pasajeros urbano e interurbano y el transporte de carga único.

Noel Muñoz, director de Operaciones del Irtramma, aseguró que la institución ha puesto a disposición sus talleres, mismos que cuentan con las condiciones necesarias para realizar los chequeos mecánicos a los vehículos en búsqueda de contribuir al aseguramiento del transporte de los estudiantes.

Explicó que como parte del chequeo se le hace una revisión minuciosa a las más de 900 unidades que prestan sus servicios para el traslado de estudiantes, revisándoles principalmente las luces, frenos, dirección, pie de vía y todo lo esencial para que el vehículo tenga las óptimas condiciones para garantizar un buen servicio.

“Los buses escolares en su mayoría están bastante óptimos para el trabajo, son pocos los que no pasan la prueba, pero se les hace una segunda inspección después, porque una vez que se le dice qué es lo malo, se les manda a hacer una reinspección”, detalló el funcionario de Irtramma.

Francisco Flores, conductor de una de las unidades de transporte, manifestó que como responsables de los vehículos siempre están pendientes de revisarles los frenos, el sistema de luces y la dirección para garantizar que estos tengan un buen funcionamiento a la hora de transportar a los estudiantes.

“Esta vez estamos dando por iniciado, en coordinación con el Irtramma, cumpliendo una línea de nuestro Presidente de la República de generar más seguridad al pueblo nicaragüense, como ya conocemos existe el Plan de Seguridad Ciudadana y este proceso de inspecciones se circunscribe dentro de este proceso que se está llevando a cabo”, concluyó.