Por tercera ocasión, Nicaragua será representada en un certamen internacional de gastronomía a realizarse en la ciudad de Estambul en Turquía, participación que estará en la figura del Chef de origen leonés Emilio Abarca, quien con sus exquisitas e innovadoras recetas de la comida nicaragüenses deleitará al jurado que estará al frente de la categoría de mariscos.

“Es un certamen en el que participan más de dos mil chef de todo el mundo y Nicaragua es la única representación de toda Latinoamérica, estaremos compitiendo en la categoría de mariscos con una receta elaborada a base de pescado deshuesado similar al de la Tipitapa, acompañado de una salsa de maíz similar al guiso de chilote, salsa de tomate ahumado y vegetales”, destacó.

El experto en gastronomía destacó la importancia que ha tenido su participación en este tipo de eventos, en los que a su vez a contado con el apoyo del Gobierno Sandinista.

“El gobierno nos ha echado el hombro en este gran proyecto que es llevar la gastronomía nicaragüense a nivel mundial, teniendo buena aceptación en los dos certámenes anteriores realizados en Finlandia y Ecuador. Estar en eventos internacionales es algo que nunca había pasado y esperamos traer medalla de oro para nuestro país” señaló Abarca.

“Nuestra participación en este tipo de eventos ha permitido la aprobación de un certamen de talla mundial similar al que vamos a participar y estamos analizando la posibilidad de efectuarlo en Noviembre. Esta gira además va a permitir la consolidación de un nombramiento que recibí por parte de la Asociación de Artistas Culinarios cuya sede es en Rumania”, manifestó.

A su vez, el Chef dijo que está trabajando junto al Gobierno, a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), en el desarrollo de un proyecto que permitirá promover y desarrollar los negocios de venta de comidas populares.

“Estamos presentando ante el Intur el proyecto de Turismo Gastronómico, el cual ha iniciado como un proyecto piloto en los departamentos de León y Chinandega con la esencia de la gastronomía nicaragüense en las fritangas, capacitando a los propietarios y cocineros, logrando de esta manera tener mejor calidad en los servicios que ellas ofrecen y la creación de nuevas fuentes de empleo” concluyó Abarca.