Los ministros y gobernadores de las provincias en China reducirán en lo adelante el área de sus oficinas y las de sus subordinados, según un documento divulgado hoy por dos organismos del Partido Comunista y del Estado.

De acuerdo con ese pronunciamiento suscrito por la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo y el Ministerio de Viviendas, las oficinas de los ministros y gobernadores no podrán sobrepasar los 54 metros cuadrados, mientras sus segundos tendrán un área de 12 metros cuadrados menos.

Para los jefes de departamentos de ministerios y gobiernos provinciales sus espacios de trabajo serán respectivamente no mayores de 30 metros cuadrados y de 24 metros para sus viceministros o vicegobernadores.

Esta nueva medida adoptada por la Comisión del Partido Comunista de China y el Ministerio de Viviendas responde a las protestas de la población por el lujo y amplios espacios de las oficinas de los altos funcionarios en este país y forma parte de la campaña nacional contra la corrupción.

El documento incluso prevé la posibilidad de tener salones y baños privados si se cumplen las disposiciones del área, pero elimina ese privilegio para los viceministros y vicegobernadores.

Las sedes de los gobiernos provinciales en China suelen ser edificios enormes con grandes áreas y enormes oficinas para sus directivos.