Durante su participación en el “V seminario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)”, que se celebra en Viena, Austria; criticó las sanciones de la UE y las calificó de contradictorias, debido a su supuesta “intención de diálogo con los productores de petróleo".

En ese sentido, en nombre de Venezuela, con apoyo de Ecuador, solicitó al secretario general del organismo, Abdola Salem al-Badri, incluir el tema de las sanciones contra Teherán en la agenda de la “161 Reunión de la Conferencia de la OPEP”, a realizarse este jueves 14 de junio, también en Viena.

Reafirmó que Venezuela no se ha “plegado” a ningún bloqueo contra ningún país, porque comprende su rol como “uno de los primeros productores y exportadores de petróleo del mundo”.

Ramírez enfatizó que desde Venezuela “defendemos en todos los escenarios posibles el derecho al ejercicio de la soberanía permanente sobre nuestros recursos naturales y la justa retribución y beneficios para nuestros pueblos”.

Asimismo, señaló que en ese marco de respeto y soberanía, su país propondrá el “diálogo sincero y constructivo con los países consumidores”,

“En este seminario escucharemos y debatiremos sobre las perspectivas y nuevos desarrollos. Bienvenidos sean todos los avances y elementos fundamentales para la estabilidad, sostenibilidad y desarrollo del mercado petrolero y todas sus fuentes de suministro”, precisó.

De igual manera, insistió en “una colocación petrolera sustentable desde el punto de vista económico ambiental y político”.

“El modelo económico que prevalece en el planeta es desigual y depredador de los recursos naturales. Ojalá (en el seno de la OPEP) alcancemos el equilibrio en el consumo mundial de energía”, puntualizó.

El bloqueo de la UE sobre Irán consiste en que ninguno de los países europeos podrá importar, adquirir o transportar el crudo y los productos del petróleo de Irán, el segundo en exportación más importante en la Liga Árabe.

Recientemente, Irán acusó a las monarquías del Golfo de actuar "bajo la presión" de Estados Unidos y de la UE para atenuar el impacto del embargo, aumentando sus límites de producción.

Frente a ello, Ramírez hizo un llamado a los países que tienen producción excedentaria, para que de forma inmediata se ajusten a los acuerdos del organismo y respeten los límites previamente establecidos. También propuso la idea de recortar la producción hasta lograr la estabilidad del mercado.

El precio del crudo de la Opep tocó en los últimos días su cotización más baja desde enero de 2011, y aunque el lunes se recuperó y subió 1,53 por ciento, hasta los 97,34 dólares, sigue por debajo de la barrera de los 100 dólares.